Actualmente hay una polémica en #Redes Sociales sobre el hecho de que debamos celebrar, o no, el Grito o el llamado inicio de la Independencia, cuando deberíamos celebrar realmente la conclusión de esa lucha que duró mas de 11 años,  el 27 de septiembre y no el 15, fecha que se volvió de celebración nacional gracias a la instauración debida al cumpleaños del dictador Porfirio Díaz.

Definitivamente no habría nada que celebrar con la situación actual que a tres años del (des) #Gobierno han traído mas cuestiones negativas que positivas, y no se necesita ser pesimista para darse cuenta de ello. Pero muchos creen que si porque:

Tenemos comunicadores tan inteligentes como Pepillo Origel que tuitea una foto con Robert de Niro diciendo que estaba nada mas y nada menos que con el mejor actor del mundo: Robert Redford. Y ni hablar de los que salen en programas como HOY y Venga la Alegría porque están igual de inteligencia.

O también tenemos a una gran diputada como Carmen Salinas con propuestas e iniciativas, bueno, que dice que si no las tiene “que no la hagan de a pedo”, dicho que ha provocado que vayan más de 50 mil firmas en Change.org exigiendo su destitución, a lo que ya ha respondido que se las pueden meter por el trasero porque su partido la respalda. 

Con senadores cumplidores y responsables que se ponen de acuerdo para darse un puente de 6 días aun cuando apenas acaba de comenzar su legislatura y hay tantos problemas que requieren de su atención. Pero claro, la (semana) Patria es primero.

Con un gobierno que estudia abrir las puertas a refugiados sirios pero combate y persigue a los migrantes centroamericanos que tratan de cruzar el país para tratar de alcanzar el sueño americano, si no es que son atrapados, secuestrados y desaparecidos por el crimen organizado.

Con un presupuesto 2016 que hace recortes al gasto social, la cultura, educación y salud, puesto que hay que amarrarse el cinturón, pero de marca Ferragamo, porque los sueldazos, las prestaciones y los bonos de altos funcionarios no serán tocados. Ni siquiera el costosísimo avión presidencial.

Así que si quieren ir al corral en que está convertido el Zócalo para ser tratados y revisados peor que terroristas del ISIS, están en todo su derecho (masoquista) de hacerlo, recibiendo a cambio sus tarjetas Soriana con 1000 pesos y 300 pesos en efectivo, despensas, playeras, sombreros y banderas y ver gratis a "La Acarreadora Banda El Quemón", pues a pesar de que ninguno de sus integrantes fue a la escuela, cuando menos los niños en las zonas más marginadas piden más escuelas para no terminar de lambiscones como ellos. Y de celebración, mejor ni hablamos. #México