#México, Capital; año 1985; 19 de septiembre; 07:17 hora local. Terremoto violento sacude el corazón de nuestro país arrasando con vidas y construcciones. Nunca como entonces, los mexicanos mostraron su solidaridad para enfrentar la adversidad que echó por tierra nuestra ciudad. Fue entonces cuando salió a relucir lo mejor de los valores de las familias mexicanas, la solidaridad. Todos unidos con la mano extendida dispuesta a formar una enorme red de apoyo para rescatar y ayudar a los que más sufrían. Quién sabe qué fue más arrollador, el terrible temblor o el grito esperanzador de ¡MÉXICO! que cimbró el corazón de miles cuando hermanados por la desgracia, eligieron enfrentarla.

Sí, definitivamente fue la solidaridad la que salvó miles de vidas y permitió que México resurgiera de entre los escombros de su capital destruida. La solidaridad es el valor que impele a los hombres a prestarse ayuda mutua y buscar que el otro sea tan feliz como uno mismo puede ser. Este valor permite que el ser humano pueda aprender y crecer emocionalmente, incluso sobrevivir al dolor y al sufrimiento. También nos hace compartir responsabilidades, intereses y empatizar con los sentimientos y emociones de los demás aunque cada quien pueda tener sus propios gustos y anhelos.

Ser solidario es estar dispuesto a respetar, aceptar y en ocasiones, ceder en favor de un bien colectivo, así se va conformando un ambiente de armonía, cordialidad, igualdad y compromiso. Y es ante los grandes problemas cuando más solidarios debemos ser; son oportunidades que la vida nos pone para mostrarnos más humanos, más comprensivos ya que en la adversidad, es cuando nuestros hermanos necesitan más apoyo, más respaldo.

Fechas como esta nos ponen a reflexionar y hoy exigen que hagamos un esfuerzo para tender lazos de unión y transformar a esta gran nación que tanto nos ha dado.

¿Cómo es posible que México logró unirse ante la tragedia natural más devastadora de su historia, pero no es capaz de solidarizarse ante tanta impunidad, corrupción y cinismo en el gobierno y en la misma sociedad?