España... nuestra España. ¡Estamos ante una encrucijada histórica!

España, su pueblo... ¡Cuantas veces, ante la percepción de un inminente peligro, ha sabido responder con la "nobleza" de su estirpe!... ¡Nobleza de pueblo y no de casta!

No hace ni cuatro décadas que España asombró al mundo con una modélica "transición" desde un régimen autoritario a una democracia puntera en un plazo de tiempo mínimo. Y más tarde, tras las convulsiones de un golpe que hacia peligrar su recién estrenada democracia, ese pueblo estalló en un clamor popular que condujo a aquel llamado "pacto de la Moncloa": ¡Ese pueblo "empujó" a sus representantes, instalados en lo más diversos del espectro, al pacto que supuso un renovado impulso a la constitución, expresión de aquella "transición".

¿No va a poder ahora ese pueblo volver a sellar un nuevo "pacto" que como ave fénix vuelva a reeditar las virtudes de lo español, como "adalid" de la verdadera democracia del siglo XXI?

¿Qué dirigente político con verdadera vocación de Estado puede no sumarse a ese pacto de la "nueva" España?... ¡Cómo no ilusionarse ante un nuevo pacto que nuevamente asombre al mundo!

Estamos ante una encrucijada llena de peligros, y por ello ante una oportunidad histórica de construir el germen de un nuevo nacimiento, un impulso ilusionante que vuelva a movilizar a toda la sociedad española, europea y occidental.

Estamos construyendo Europa, somos #Europa, ¡pongámonos al frente de su "necesaria" renovación!

Debe edificarse sobre un nuevo ciclo social y político, no abandonando nuestro pasado, pero sin que ello obstaculice nuestro futuro. En verdad nuestras raíces cristianas constituye una base de nuestra civilización, tanto como el pensamiento de la vieja Grecia y el legado romano, pero nuestro futuro no está escrito y sobre él debemos construir nuestra nueva alianza.

Es el tiempo del nuevo hombre del siglo XXI, el que unifique esfuerzos que constituyan la base, la mota de polvo sobre la que cristalicen los copos de nieve blanca del sedimento de nuestro futuro. #Derechos