Luego de que hace un par de semanas se presentaran los hechos lamentables de la muertes de varios perros, ocasionados por envenenamiento en los parque México, España y calle aledañas como Amsterdam, hoy los usuarios de esta zona de la colonia Condesa en la Ciudad de México, exigen a las autoridades se esclarezca el caso y atrapen a los responsables de estos actos.

 

Todo inició cuando se empezaron a presentar muertes por envenenamiento en perros que pasean por esa zona ya sea que hayan olido o comido algún alimento que les haya provocado dicho mal.

 

A raíz de estos hechos la Organización Mundial de Personas por el Trato Ético de los #Animales, PETA, ofreció una recompensa de 5,000 dólares americanos, a quien diera información que pudiera llevar a la captura y condena del o los responsables de este envenenamiento.

 

En dichos parques se han colocado anuncios advirtiendo a los dueños de estos animales, sobre el riesgo que implica esta situación.

 

La PETA, a través de su directora Collen O´Brien, comunicó que a pesar de que se han denunciado los hechos y se había empezado una investigación, los funcionarios responsables no habían dado un ningún resultado favorable para hacer cumplir la ley, ni se había realizado arresto alguno relacionado con estos incidentes, por ello era la recompensa ofrecida.

 

Se informaba que más de una docenas de perros habían muerto por estas causas y enfatizaba que todos los animales que paseaban por esa zona, estaban en peligro, mientras los agresores seguían libres.

 

Hasta el día de hoy se habla de 22 perros fallecidos y los vecinos de la zona piden a las autoridades el esclarecimiento de los hechos, esto en una manifestación que llevaron a cabo a las afueras del área canina de Parque México.

 

En el Parque México, existe al día de hoy un operativo de 24 horas que lleva a cabo la Brigada de Protección Animal de la Policía Capitalina, en donde se mantiene acordonada una zona como parte de las investigaciones

 

Los manifestantes, advierten que las sospechas recaen sobre los dueños de los restaurantes de la zona, mientras que otros aseguran que son vecinos habitantes de la zona, a quienes no les gusta que los animales defequen u orinen en el parque.

 

Aunque son lamentables los hechos registrados y en lo personal me solidarizo con los dueños que han sufrido la perdida de su fiel compañero, también es de llamar la atención las sospechas que mencionan. Los restauranteros o vecinos molestos con las suciedades de los animales.

 

El parque México hace mucho tiempo era un recinto de paz y disfrute en donde podías pasear con tus hijos y disfrutar de la zona, sin embargo poco a poco se fue convirtiendo en lo últimos 5 años, en un parque que se llenó de perros sin control, ya que los dueños los dejan sueltos, sin correas, se orinan y defecan donde quieren haciendo que el parque se convirtiera en un gran baño público que apestaba de forma por demás desagradable.

 

A todo esto el problema no son los perros, sino los dueños de éstos. Personas irresponsables sin educación cívica, que no respetan y llevan a sus animales sin correa y no recogen sus suciedades, pensando que las heces son abono para el parque. Y esto no solo sucede en dichos parques, ¿Cuántas veces hemos visto a esos dueños sacar a pasear a sus perros y no recoger sus suciedades en todo el país?

 

Quien haya vertido veneno para matar a los animales, es una persona enferma sin sentimientos que merece castigo; sin embargo los dueños también son responsables de que esto suceda, ya que si ellos han permitido que sus perros ensucien y destruyan la zona, hubo alguna persona o varias que ya no soportaron tan desagradable olor y decidieron actuar antes de ver la destrucción y degradación de un parque que era símbolo de la Ciudad de México. #Familia