Recuento de daños

“Sí hubo daños, solamente que las áreas costeras turísticas fueron las más preparadas por las autoridades para recibir el meteoro”, logrando evitar tragedias humanas o daños importantes en edificios o infraestructura vial, agregó Claudia Rodríguez.

Los medios de comunicación tienen como principal obligación informar a la sociedad de manera oportuna y veraz y, en caso de existir algún desastre natural inminente, mantener alerta a la población para prevenir tragedias. Claudia Rodríguez dijo también que: “la confabulación entre medios y autoridades se da ahora cuando se van descubriendo los daños que sí ocasionó Patricia en distintos poblados de Nayarit y Jalisco y que no se informan con la espectacularidad que se manejó ante la amenaza del huracán”.

Reflexiones

Para enfrentar a Patricia, todos los medios nacionales dieron prioridad a los mensajes de prevención del gobierno. “#México logró cumplir una planificación tal vez como golpe de suerte para evitar fatalidades y daños a su infraestructura crítica. Posiblemente la planificación guardada en escritorio fue capaz de ayudar después de haber vivido  desastres pasados” dijo Silvia Graham.

Claudia Rodríguez concluye que: “cualquier previsión en materia de protección civil ante un fenómeno natural y en este caso un meteoro desplazándose con grandes cantidades de agua a precipitar en poco tiempo y rachas de viento de casi 400 Km/h no estaba por demás implementar todos los protocolos existentes”. Y en su opinión destaca que: “la complicidad de los medios de comunicación fue por intereses propios de audiencia y no para presumir las acciones coordinadas del Gobierno”.

Finalmente, el popular dicho mexicano de “mucho ruido y pocas nueces” le viene bien a la historia de Patricia en tierras mexicanas.