Texto y fotografía por Mitzi Vera

Twitter: @mitzmariann

Era 2012, el cargo de Margarita Zavala en el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estaba por terminar. Durante un evento en honor a los campeones paralímpicos intenté entrevistar a la primera dama.

Las comparaciones respecto a Angélica Rivera se hacían presentes, los invitados al evento hablaban al respecto. Después de un desfile con los atletas y unas palabras dirigidas a ellos, Margarita pasó a saludar a cada grupo y asociación civil para tomarse la fotografía de recuerdo.

Escoltada por sus asesores, dos hombres y una mujer además de un sujeto alto con radio, se acercó Margarita al grupo en el que me encontraba. Antes de la fotografía le comenté que solo quería que respondiera una pregunta.

Su única respuesta fue: -Pregúntale a ellos, refiriéndose a los asesores; ¿Por qué cuestionarle a ellos si la entrevistada era ella? ¿Por qué no simplemente negarse?

Los asesores de inmediato entraron a defenderla, como si mi arma fuera la grabadora. Su sombra: la guerra fallida contra el narcotráfico por parte de su esposo, Felipe Calderón, el entonces Presidente.

Los asesores crearon una barrera, rápido se tomó la foto y se alejó. Huyó, tal parece que estaba acostumbrada a las entrevistas con guion. #Política Ciudad de México