A veces la pluma necesita crear y no solo informar...

Por Mitzi  Vera

Todo comienza cuando las hojas caen, el hombre con sombrero de copa camina sin rumbo y su varita de papel dejó de funcionar, ¿qué hará?, frustrado está.

Piensa que jamás volverá a crear magia pues no tiene con qué trabajar. No sabe que de la nada aparecerá una nueva vara, una más bonita y brillante. Lo interesante está en que la sepa aprovechar.

La comienza a usar, le parece fantástica pero el sigue recordando la vara de papel. La de cristal cree que ha conseguido dueño, ilusionada está, mientras el mago sigue pensando en la antigüedad.

Solo en el pasado,  viendo para atrás. ¡Qué mal, nada le cuesta arriesgarse y ya no mirar atrás!

El mago se aferró a su varita de papel, no quiso conocer nuevos trucos con la de cristal; hubiera podido volar y crear nuevos trucos sintiendo algo que no había experimentado jamás.

El mago hubiera podido volar, pero él estaba aferrado a caminar por la obscuridad lastimando a la varita bella.

Ahora el mago está hundido en soledad, lástima, magia hubieran podido crear. #Filosofía