(Lee aquí la primera parte)

La mayoría de los aficionados continuó su camino a la entrada de la plaza de toros de manera tranquila, custodiados en todo momento por policías y granaderos. Algunos de ellos, sin embargo, respondieron a los agravios con sonrisas socarronas, señas obscenas o insultos hacia los manifestantes.

Mientras ocurría lo anterior un grupo de personas llevaron a cabo un performance en el cual se hizo mofa a los tres tercios de una corrida de toros (varas, banderillas y muerte) así como la faena y obtención de apéndices por parte del matador. Posteriormente algunos manifestantes dirigieron un mensaje a sus compañeros en los cuales se solidarizaron de manera simbólica con los toros designados para la corrida de la tarde y lamentaron su muerte. Algunos asistentes se conmovieron hasta las lágrimas. Los insultos hacia los aficionados no cesaron en ningún momento.

La manifestación continuó hasta aproximadamente las seis de la tarde, según versiones de algunos asistentes, si se quedaban hasta el final serían encapsulados por los cuerpos policiacos hasta que se los aficionados se retirasen del recinto.

La tauromaquia es una actividad apreciada por algunas personas así como motivo de molestia para algunos otros. La polémica y la diferencia de opiniones son muy importantes en cualquier sociedad. Sin embargo la opinión del arriba firmante es que ningún grupo de personas tiene derecho a prohibir ninguna actividad por desconocimiento o desprecio de la misma.

El tema de la fiesta brava, como cualquier tópico, no se reduce a puntos de vista donde todo es bueno o malo. Los detractores de este espectáculo deben entender que la abolición como fin y la desacreditación o el agravio como medios para lograrla no benefician su causa ni promueven el diálogo con los aficionados, quienes tienen el legítimo derecho a manifestarse a favor, como cualquiera en contra, de la tauromaquia sin convertirse por ello en malas personas.

La Plaza #México registró un lleno total para presenciar el mano a Mano entre Joselito Adame y José Tomás, más de 40 mil aficionados acudieron al evento. #Cultura Ciudad de México