De acuerdo con reportes de medios de comunicación internacionales, la mañana de este martes se registraron una serie de explosiones en el aeropuerto de Bruselas-Zaventem y el metro de Maelbeek dejando hasta ahora un saldo de 34 personas muertas y 133 heridas.

Las alarmas comenzaron a sonar en toda #Europa. Bélgica ha elevado su estado de alerta, ha cerrado fronteras y ha pedido a sus ciudadanos que permanezcan en sus casas ante la incertidumbre.

Varios países, incluido México se han sumado a las condenas del ataque. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien se encuentra de visita en Cuba hizo un pronunciamiento al respecto y condenó los ataques.

No deja de sorprender la capacidad del Estado Islámico para llevar a cabo un atentado de tales magnitudes perfectamente bien calculado y ejecutado. Ya habíamos visto una demostración en Francia el viernes 13 y en ataques previos en París.

¿Qué sigue ahora? Se condenan los ataques y se promete detener a los responsables. Los gobiernos pronuncian sendos discursos donde llaman a la comunidad internacional a sumar fuerzas para destruir a ISIS (Islamic State of Irak and Syria por sus siglas en inglés). Se ha puesto en marcha una gran ofensiva en medio oriente para contrarrestar los ataques. Hay una enorme falla en la estrategia que se ha visto implementando en los últimos años.

Las sociedades se han radicalizado a tal grado de discriminar y humillar a musulmanes. Hoy en día vestir una burka o turbante es más peligroso que nunca. Los gobiernos se han olvidado del efecto que tiene televisar y exponer en medios de comunicación los ataques y las escenas de terror y tragedia de los atentados. Los medios de comunicación, nacionales e internacionales han ayudado al Estado Islámico en su campaña de terror difundiendo sus acciones y dedicando programas enteros sobre el tema.

La esperanza no puede perderse en momentos como este. La unidad y solidaridad debe prevalecer en la sociedad. Más allá de discursos y declaraciones, la sociedad tiene toda la capacidad de sobreponerse a estos eventos y salir avante. Es en estos momentos cuando se pone a prueba los valores y virtudes de cada individuo. #Atentado en Bruselas