Autora: Ana Hidalgo

Todos disponemos del mismo tiempo: 24 horas cada día, sin embargo, no todos lo gestionamos igual, cada uno impone sus propias prioridades a la hora de gastar sus horas y, desafortunadamente, en muchas ocasiones gran parte de este tiempo se pierde en actividades que no nos gustan o actividades que incluso nos alejan de nuestros objetivos.

Si quieres saber cómo puedes administrar tu tiempo de forma más eficaz, toma nota de las siguientes estrategias que he ido recopilando a lo largo de mis años como psicóloga:

  • El primer paso es descubrir en qué gastas el tiempo. Para ello, puedes anotar qué actividades realizas habitualmente durante una semana (desayuno, comida, horas de sueño, veces que consultas el móvil, tiempo que empleas en el transporte o en ver la tele, reuniones con amigos…) Cuanto más especifiques, más sencillo te resultará saber en qué pierdes el tiempo.
  • Clasifica las actividades de la actividad anterior y averigua de cuáles puedes prescindir totalmente y cuáles pueden reducirse significativamente. Obviamente, existirán algunas actividades totalmente necesarias como comer o ir al baño, por lo que el tiempo extra deberás sacarlo de aquellas actividades que no te aportan nada o te aportan poco.
  • Averigua en qué quieres emplear tu tiempo, esto es: tus objetivos. Cuando sabes qué quieres es mucho más sencillo establecer prioridades. Delimita el tiempo que necesitas para lograrlos de forma objetiva y realista y divídelo tantas veces como sea necesario en pequeñas sub-metas que puedas manejar fácilmente.
  • Organiza tu agenda conforme a tus prioridades, estableciendo tiempos de descanso entre tarea y tarea, sin saturarte, y delimitando claramente los plazos en que cada una de las sub-tareas y objetivos marcados deben estar cumplido. Planificar y especificar con antelación qué tienes que hacer cada día te ayudará a cumplir tus plazos, por ejemplo agrupando las visitas a clientes de la misma zona, realizando la compra de la semana de una sola vez o no perdiendo tiempo pensando en qué tienes que hacer después.
  • Se ordenado y anticípate a tus necesidades. Preparar las herramientas que vayas a necesitar con antelación y mantener cada cosa en su sitio te ayudará a no perder tiempo buscándolas por todas partes.
  • Delega o pide ayuda cuando sea necesario. Todos sabemos que no eres Superman y no puedes con todo, ¿por qué a veces crees que tienes súper poderes? Las cosas más grandes se logran con la ayuda de otros, no lo olvides. Además delegar te permitirá tener más tiempo para realizar otras actividades más importantes.

 

Si a pesar de estos sencillos pasos sigues encontrando dificultades a la hora de gestionar tu tiempo, recuerda que no es necesario hacerlo solo, contar con la ayuda de un profesional de la psicología te ayudará a conocer cuáles son tus bloqueos que te impiden avanzar y te enseñará estrategias más específicas y precisas para tu caso en concreto.

Ahora que conoces los pasos para gestionar tu tiempo, se acabó pensar en el pasado y no tener tiempo para lo que más te gusta, desde hoy puedes comenzar a disfrutar de tiempo libre para ti, para disfrutar de aquello que te apasiona.

Si te ha gustado este post, compártelo y dale a me gusta. También te animo a seguirme para encontrar más artículos relacionados. #Familia #Psicología #Finanzas