Cuando los habitantes del mundo nos enteramos por los diversos medios de comunicación del personaje que quiere ser presidente de los Estados Unidos de Norteamérica siendo el más polémico, controversial y enigmático, pero lo hace a través del odio, el #Racismo, el ataque y la burla, no podemos evitar preguntarnos: ¿los ciudadanos norteamericanos realmente saben a quién están eligiendo por líder?, ¿realmente lo apoyan y saben hacia donde los dirige?

Líder o anti-líder

Mi humilde opinión de un líder es todo lo contrario a este personaje, es quien sirve y trabaja de manera positiva por el bien del grupo que encabeza, inclusive trabaja con los grupos opuestos a su ideología o a la ideología del pueblo que representa, busca una revolución, pero pacífica, con el único fin de evolucionar razonando, de manera tal que los cambios que realice o a los que se enfrente sean enfocados hacia el bienestar de las personas que le dieron su confianza.

La historia nos ha dado muchos anti-líderes, ¿para que hacer surgir uno más? el más temido y recordado en los libros de historia se encargó de convencer a su pueblo que la raza aria era superior a cualquier otra raza en el mundo, entabló una guerra atroz con varias naciones donde murieron millones de seres humanos, dominó a varias naciones a través del odio y el racismo, se le recuerda, no por ser un gran estratega político y militar, si no por buscar el exterminio de otras razas, su nombre era Hitler.

¿Decisión de unos cuantos, de muchos o del mundo?

En los tiempos de la Alemania Nazi se puede pensar que sus habitantes estaban desinformados o eran forzados para elegir a Hitler, pero en nuestros días no podemos afirmar lo mismo, actualmente con los medios de información existentes no podemos atribuir que un personaje así llegue al poder, a menos que no exista la libre expresión o de opinión en esa nación.

Los ciudadanos norteamericanos tienen una dura prueba en sus próximas elecciones, no pueden pasar por alto lo importante que es su país en el ámbito mundial, por lo tanto las decisiones que tomen como ciudadanos podrían moldar el mundo, al escoger con sabiduría a su próximo líder.

Es importante resaltar también la responsabilidad que tienen otros líderes políticos, económicos, de opinión o de nación, para detectar y evitar que este tipo de anti-líder ascienda al poder, ¿acaso no es suficiente contar con un Hitler en la historia?

¿Podemos ver el futuro? o debemos aprender de la historia

Tal vez mi opinión y la de otros que piensan igual suene alarmista para muchos, pero en 1932 un periodista alemán y feroz opositor al ascenso de Hitler en el poder, Fritz Gerlich escribió: "nacional-socialismo, se entiende por la enemistad de las naciones vecinas, la tiranía interna, la guerra civil, la guerra mundial, la mentira, el odio, el fratricidio y los ilimitados deseos", lo escribió 7 años antes de iniciar la segunda guerra mundial, ¿acaso veía el futuro? ¡claro que no! ¡nadie puede! él, como usted y como yo podemos ver los comportamientos errados y sin sentido que llevan a estas consecuencias, mismas que nos hacen vislumbrar hacia donde nos llevarán las decisiones de aquellos que quieren adquirir el poder.

Lo repito, los ciudadanos de EU tienen una dura prueba en sus próximas elecciones, y los ojos del mundo estarán pendientes a sus decisiones.

Concluyo con lo siguiente: no hay peor Hitler que aquel que deseemos se quede en los libros de historia...y no aquel que por odio, envidia, deseo del poder y engaño en los discursos, llegue a elegirse en las urnas.

#Inmigración #Redes Sociales