Su personalidad

 Es sin duda, intransigente. Recomienda "patear traseros", lo ha dicho y escrito en sus obras de rubro en asesoramiento empresarial. Tiene 4 obras en cuyo tema central, pretende enseñar cómo hacerse rico. Está acostumbrado a los retos, como cuando casi se fue a la bancarrota y volvió por sus fueros bajo una audaz estrategia de negocios. Se puede decir que esa manera de ser y ver los negocios lo ha llevado a trabajar, además de sus empresas inmobiliarias, a la televisión como productor y presentador de un reality llamado "The Apprentice" (El Aprendiz). En suma es rudo a la vez que audaz emprendedor. Eso lo hace un contrincante de cuidado, acostumbrado a obtener lo que se propone y a poner todo su tesón. Es posible que tal conducta lo haya hecho muy difícil como esposo, al dedicar todas sus fuerzas a la empresa, pues lleva varios matrimonios. ¿Lo hará también ahora en la política?

En otras oportunidades, ha dejado para después la actividad política. La revista "Times" lo catalogó hace poco como "matón" en una clara referencia a que es bravucón y "demagogo" por hablar de más y para sus críticos, sin sustento o reflexión seria. Ha lanzado "amenazas" de boicot económico a empresas poderosas norteamericanas, entre ellas Ford y #Apple.

El "arranque". Fue el 16 de junio de 2015 en la ciudad de la "manzana" en los Estados Unidos de Norteamérica, que Trump lanzó su precandidatura. Con más entusiasmo personal que buenos augurios, pues poco tiempo después de sus ya famosas diatribas, algunos miembros del Partido Republicano han querido deslindarlo de su Instituto Político, sin lograrlo o en todo caso, detenidos por el acenso del singular empresario. 

Su "grito de guerra": We are going to make our country great again (vamos hacer grande a nuestro país, otra vez) lo que en verdad gustó al norteamericano promedio, ávido de resurgir, cansado de una economía inestable y de políticas costosas, impuestos altos y, malos resultados. Muy parecido al panorama mexicano.

La señora Clinton es considerada en la realidad y la visión de los sufragistas, como su rival más notable y fuerte, tal y como ha venido confirmándose en las elecciones primarias ya muy avanzadas y que van perfilando un posible ganador. Sin embargo, el pueblo estadounidense, parece que  pesar de la modernidad le será muy difícil votar por una mujer, al menos para la Silla Mayor del gobierno, dicho sin oprobio ni menoscabo de las capacidades de la señora Clinton, pues como se sabe, algunas mujeres primeras damas han sido determinantes en la política.

La "estrategia Trump"

 No deja de ser espectacular, muy genérica, sin explicaciones de cómo, sino enfocada más en el qué. Sin embargo, los electores gustan de oír "cantar a las sirenas" y no es exagerado decir que influye o rebota allende las fronteras de los EUA, como es el caso de México.

Acá han reaccionado funcionarios, políticos "emergentes" como es el caso de un personaje bufonesco expresidente de la República y uno de sus incondicionales que fue su secretario de Relaciones Exteriores, ambos tratan de aprovechar la "ola Trump" para llevar agua a su molino, pero causan el efecto contrario. Se trata del inefable Vicente Fox y Jorge Castañeda, que antes de empezar son chocantes y la verdad, carecen de credibilidad política y están muy por debajo de la estatura del aludido empresario, metido a precandidato. Tal vez tengan que tragarse sus palabras más adelante o de plano, como es su estilo, harán sin el menor pestañeo, una que otra genuflexión si llega a quedar electo Mr. Trump que hasta ahora no ha dicho otra cosa, como él dice: "No tenemos tiempo de ser políticamente correctos" (él mismo y sus connacionales) y ha pisado "algunos callos". #Inmigración #Barack Obama