La serie de #Televisión “Mi vida con Síndrome de Down” tiene como tema central mostrar la vida cotidiana de 7 jóvenes del sur de California con Síndrome de Down.  Sus sueños, sus miedos y las metas que cada uno tienen en su vida particular, con el apoyo incondicional de su familia.

Pero esta serie de televisión es producto de los movimientos sociales que buscan reivindicar los derechos de las personas en situación de discapacidad excluidos históricamente por los perjuicios religiosos, culturales y económicos que han configurado pensamientos de rechazos  a  grupos sociales minoritarios.

Pero qué es el Síndrome de Down

Tengo que decir primero que no es una enfermedad, no es contagioso no es un castigo divino o una venganza de la naturales como algunas personas piensan.

Lo cierto es que el Síndrome de Down es una condición genética.  

Como afirma la declaración la Asamblea General cuando designó el 21 de marzo Día Mundial del Síndrome de Down “es una combinación cromosómica natural que siempre ha formado parte de la condición humana, existe en todas las regiones del mundo y habitualmente tiene efectos variables en los estilos de aprendizaje, las características físicas o la salud”.

El bebé que nace con esta condición genética, presenta una alteración cromosómica. En el momento de la concepción, el óvulo o el espermatozoide aporta 24 cromosomas en lugar de 23, que unidos a los 23 de la otra célula germinal suman 47 en vez de los 46 normales.

Y ese cromosoma de más es un cromosoma 21.  Por eso esta situación anómala se denomina trisomía 21, término que se utiliza también con frecuencia para denominar al Síndrome de Down.

Hay que tener en cuenta que los bebés con Síndrome de Down tienen un cromosoma extra, algunos de sus rasgos físicos van a ser similares a los de otros bebés con esta condición genética, pero no se debe olvidar que los 22 pares de cromosomas restantes son completamente normales, por consiguiente,se van a parecer a sus padres, hermanos o parientes, como también van a  presentar características personales propias.

Para finalizar quiero decirles que el bebé que nace con esta condición es una bendición de Dios, o de la circunstancia. Ellos poseen potenciales altos como cualquier ser humano y como cualquier ser humano necesita nuestro apoyo.

Twitter  @21rubenmartinez

Blog   La hoja sin tinta #Familia #Entrevista