Sin ánimo de generalizar, ya que como todo en la vida hay gente buena, honesta, estudiosos y preocupados por los problemas y sus posibles soluciones que aquejan a la sociedad, lamentablemente también existen en la parte contraria personas que no tienen el más mínimo respeto hacia la sociedad y pasan ofendiendo, golpeando y destruyendo todo aquello que se le cruza en el camino.

La juventud es fuente de vida y energía, son ellos en quienes está el futuro no solo de nuestro país sino del mundo entero.

En ellos está la oportunidad de cambiar los problemas económicos, ambientales y diferencias sociales que nos aquejan para que sus hijos y descendientes tengan un mejor mundo en donde vivir.

Es por ello que sorprende ver la actitud prepotente, grosera y agresiva hacia la sociedad de un joven que se dice estudiante del Tecnológico de Monterrey.

En una nota publicada por Laura Larrondo, usuaria de Facebook, y cuyo evento apareció en el periódico On line Excelsior, se pude observar la crónica de la desfachatez de este joven Tec.

Laura publicó que en un lugar para discapacitados, se estacionó un joven cuya credencial de Tecnológico de Monterrey, responde al nombre de Javier Alejandro Vázquez Velázquez con matrícula A01182113.

El hecho por demás censurable se acrecenta cuando dicho joven y su mamá, según comenta Laura, se burlaron de ella por reclamarles haberse estacionado en el lugar para minusválidos, para lo cual dicho joven se regresó a mostrarle su credencial de estudiante cuando ella le tomaba fotografías al vehículo con placas MXZ-41-08 del Estado de México.

Es lamentable ver que una institución de tan alto prestigio en México, cuente entre sus estudiantes a personas como este tipo.

O acaso ¿Tiene más valor, poderoso caballero Don Dinero que la propia educación?

La muestra de que el dinero o la posición económica, no es sinónimo de educación y buenas costumbres es el actuar prepotente de este joven.

Deseamos sinceramente que este joven y su mamá también, nunca tengan una verdadera urgencia de utilizar estos lugares de estacionamiento para personas discapacitadas, ya que quienes hemos tenido la necesidad de utilizar estos sitios porque llevamos a nuestro familiar enfermo en silla de ruedas y en muchos de los casos, siendo sus últimos días de vida, es molesto e indignante ver que personas qué si tienen sus extremidades completas, ocupen estos sitios.

Es muy probable que la discapacidad del joven Javier Alejandro Vázquez Velázquez, sea mental y por ello ocupó este sitio, en cuyo caso felicitamos al Tecnológico de Monterrey por contar con programas de apoyo para estos casos. #Internet #Redes Sociales #Viral