Creo que tan solo me gusta narrar historias comunes de sitios ordinarios, de sus gentes imperceptibles, desde una perspectiva de la simplicidad.

Estas son dos de mis múltiples razones de porque escribo.

Contar los que otros no ven

Esas historias que los grandes medios de comunicaciones muchas veces no difunden u omiten por los compromisos e intereses comerciales o por la facilidad de un boletín de prensa, para no investigar.

Relatos que no han sido contados, personajes anónimos que conocemos y que a diario nos cambian o nos afectan nuestro entorno, y nuestra vida para bien o para mal, en cualquier espacio; en las calles, los callejones y en las edificaciones.

Como aquellos personajes invisibles, pero que están presente en nuestra vida diaria. Aquellos, los vendedores ambulantes o callejeros que con una jornada laboral de 12 horas diarias, están siempre listo para ofrecer, con una placentera conversación, los sucesos del día anterior.

Martín Caparrós, el periodista y escritor expresó alguna vez: “Mirar donde parece que no pasa nada, aprender a mirar de nuevo lo que ya conocemos. Buscar, buscar, buscar. Uno de los mayores atractivos de componer una crónica es esa obligación de la mirada extrema”.

A la pesca de historias que valgan la pena ser contadas.

Al escribir me gusta presentar a los protagonistas anónimos y sus historias olvidadas, a través de una crónica o un reportaje describiendo el escenario en donde se desarrollan la historia.  Es siempre el lugar por donde transitamos de a pie o en vehículos, al dirigirnos al trabajo o al regresar a nuestra casa, siempre está allí, indiferentes para todos, pero que ha sido parte de nuestra vida.

El lugar que nos convoca a diario y donde interactuamos con el otro, y el punto en donde lo divino y lo humano se conjuga. Esos lugares en donde se mezcla el comercio, la legalidad e ilegalidad o simplemente los recuerdos pasados.

Pero creo que,porqué escribo es algo que está en relación con lo que alguna vez dijo Robert Penn Warren,“los verdaderos escritores son aquellos que quieren escribir, necesitan escribir, tienen que escribir".  #Arte #Educación #Filosofía