Mucho se habla de las agresiones físicas y mentales de las que son objeto principalmente niños y mujeres.

El caso que nos ocupa en esta ocasión es sobre la actriz América Gabriel, quien tuvo “el atrevimiento” de exigirle a un hombre que recogiera las heces de su perro en el Parque México de la Ciudad de México, quien debido a su actitud prepotente y golpeador de mujeres, ya se ha ganado el mote de #LordPopo.

Este susodicho que se dice boxeador de profesión y que cree que por ello ya tiene la libertad de golpear a cualquier ciudadano que se le ponga enfrente -seguramente ni siquiera sabe que si se dedica a esta profesión, sus puños son considerados armas- Este sujeto se encontraba paseando tranquilamente a su perro en dicho parque, lo dejó hacer sus necesidades en plena calle y se fue con la misma tranquilidad sin recoger sus heces -no las de él sino las de su perro-, a lo que la actriz América Gabriel le reclamó, recibiendo como respuesta una lluvia de escupitajos y una suprema golpiza con la bicicleta de este sujeto.

Ya hemos denunciado en muchas ocasiones, que este Parque México se ha convertido en los últimos años, en el gran excusado de perros o mejor dicho el gran excusado de dueños inconscientes de perros, que creen o consideran que la obligación de tener un perro es solo darle de comer, sacarlo a pasear, que ensucie las calles y jardines, golpearlo cuando se porta mal y en muchas ocasiones abandonarlo a la buena de Dios.

El Parque México apesta a miados y caca de los animales que llevan a sus perros a defecar y no se preocupan por limpiar y recoger sus heces. Seguramente el baño de sus casas ha de estar igual de asqueroso.

¿Cómo podemos enseñarles a estos dueños irresponsables que las calles, jardines, postes, puertas y casas, no son el excusado de sus animales?

¿Hasta cuando tendremos que aguantar el tener que convivir en espacios públicos son personas dementes, enfermas, golpeadores de mujeres y niños que ofenden a la sociedad y destruyen lo poco que nos está quedando como humanidad?

No es posible tener que seguir aguantando y soportando a esta clase de animales humanos que no tienen el más mínimo respeto hacia los demás.

¿En donde está su madre que lo parió y le enseñó esos modales?

Seguramente es de las que lo criaron diciéndole que ellos son el amo y señor de la casa y que las mujeres solo son objetos sexuales a su servicio muy al estilo de Gordolfo Gelatino y su cabecita blanca.

¡Ya basta de tener que soportar a tanto pésimo ciudadano -hombres y mujeres- que no respetan a la sociedad, a la ciudad y a su patria!

Debemos de organizarnos como sociedad y exigir a nuestros gobernantes que generen leyes para castigar estos actos de arbitrariedad que estos ciudadanos mal educados y prepotentes realizan todos los días como parte de su forma de ser.

La ingobernabilidad a todos los niveles que estamos viviendo, permite que cada quien pueda hacer lo que se le antoje sin tener el más mínimo remordimiento por el castigo al que pudiera hacerse acreedor.

El problema y lo hemos dicho muchas veces, no son los perros, sino sus dueños.

¿En donde se perdió la educación cívica? Cierto, Fox la quitó de los planes de estudio.

No podemos permitir que estas personas nos sigan ofendiendo, como ciudadanos que queremos un México mejor, tenemos la obligación de demandar y acusar cualquier acto de agresión, corrupción y maltrato que seamos testigos, aun cuando sabemos que no va a suceder nada, pero en la medida en que las estadísticas por estos rubros aumenten, se podrá exigir la creación de leyes de castigo para estos sujetos que más que parecer personas parecen animales, con el debido respeto que me merecen estos excelsos ejemplares. #Redes Sociales #Derechos Humanos #Viral