Por Mitzi Vera

Twitter: @mitzmariann

Christian tiene 24 años de edad, desde los 15 decidió gritarle al mundo que es homosexual. Esos ojos color café y piel canela guardan historias: no ha sido fácil vivir con la homofobia de la sociedad mexicana.

"Desde pequeño me gustan los hombres, aunque yo sentía que no era normal lo acepté finalmente durante la adolescencia. Lo más complicado fue ir en contra de la religión católica y la educación que me inculcaron desde chico", platica para Blasting News.

Luego del paso más complicado: aceptarse tal y como es (así lo define), lo que le costó trabajo fue vivir con bullying en la secundaria República de Filipinas, pues platica que su profesor de matemáticas le pedía a los alumnos que lo molestaran por ser gay.

"En segundo año de secundaria mi profesor de matemáticas tenía homofobia. Provocaba que me hicieran bullying, si yo salía al baño el maestro dejaba que aventaran mi mochila, que le metieran basura o que esculcaran mis cosas. Cuando lo acusé con el director simplemente negó todo".

Christian considera que el profesor es homosexual y le costaba trabajo aceptarlo, por eso fomentaba la homofobia; a raíz de eso el entrevistado aprendió a vivir con discriminación.

"Toda la vida uno vive con la discriminación; desde que alguien nota algo femenino en un niño comienza el bullying. En este ambiente las burlas son básicas, por eso aprendí a vivir así para poder prosperar", expresa.

El artículo primero de la Constitución indica que está prohibida la discriminación hacia personas homosexuales; sin embargo, todo queda en el papel: con base en el Programa Universitario de Estudios de Género de la escuela más grande del país (UNAM), México ocupa el segundo lugar en ataques por homofobia. La comunidad LGBT no cuenta con una política que atienda sus necesidades, así lo indica el reporte.

"México necesita organización, no solo gente de mente abierta. Marchamos por nuestros derechos pero no es suficiente", indica Christian.

Con motivo al Día Internacional de la Lucha contra la Homofobia, el presidente Enrique Peña Nieto anunció el pasado 17 de mayo que el matrimonio entre personas del mismo sexo estará permitido en todo el país. La propuesta se firmó en la Carta Magna, con esto se busca cambiar el artículo cuatro para lograr equidad en los #Derechos Humanos.

Según la ciencia

La homofobia es el pánico hacia las personas de la comunidad LGBT, incluye a los homosexuales y transexuales. El término se le dio gracias a la psicología en 1967. Con base en la ciencia, quienes padecen este miedo es porque tienen un gusto reprimido por las personas del mismo sexo.

Cuando una persona homosexual huye de su país por fobia o discriminación genera consecuencias económicas para la entidad, debido a que los turistas prefieren ir a un lugar con mayor igualdad. 

Aún falta mucho por avanzar en la materia: Amnistía Internacional dio a conocer un informe en el 2007, el cual indica que la homosexualidad es vista como un delito en África y países islámicos. Incluso se castiga con pena de muerte.