Desde hace un buen tiempo la CNTE (Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la #Educación) ha sido bien conocida y ubicada por las actividades transgresoras a la ley, a las garantías individuales y sobre todo, al derecho más importante LA EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS Y JÓVENES. Estados como Guerrero, Michoacán y Oaxaca son ejemplos de entidades en las que su niñez y juventud se ha quedado marcada por la falta de clases en sus aulas ya que sus profesores se encuentran muy ocupados participando en otro tipo de actividades… MÁS RELACIONADAS CON EL CRIMEN, las cosas se deben de decir tal cual y no tratar de defender lo indefendible, un error común de la sociedad y de ciertos líderes de opinión que tratan de encontrar fantasmas donde no los hay o querer hacer un triángulo de cuatro lados.

Si bien es cierto que el sexenio que encabeza Enrique Peña Nieto no se ha caracterizado por ser todo lo prometedor que se nos ofreció en campaña, también debemos ser lo suficientemente maduros y analíticos para entender que se han logrado ciertos avances. De entrada, y hablando en términos meramente comparativos, se han hecho importantes reformas, entre ellas LA EDUCATIVA. El problema vino cuando se trataron de implementar.

Y es este punto que ha enfrascado a la Administración Federal y la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación, ambos con posturas inflexibles. El primero, está dispuesto a aplicar los exámenes y todos los pasos que vienen en el “paquete” de la Reforma Educativa. El otro bando, no quiere que se le quiten los privilegios que siempre gozaron los maestros, sobre todo en estados como Guerrero, Michoacán y Oaxaca, donde éstos trabajadores eran usados al gusto y complacencia de los poderes en turno, sobre todo sus conocidas prácticas: tomar y cerrar carreteras, aeropuertos, asaltos a negocios, peleas en las vías públicas y, recientemente, la muerte de varias personas (en un evento en Nochtitlán). ¿Qué pasa cuando una fuerza imparable se encuentra con un objeto inamovible? Lo que estamos viendo en Oaxaca, precisamente, sobre todo que los líderes de la CNTE han caído en manos de la justicia por cargos relacionados con lavado de dinero y robo de libros.

Esto nos debe llevar a la siguiente pregunta: ¿esta es una lucha por la educación o una pelea de egos? Porque no se observa que en ningún momento los ciudadanos de esas regiones se vean tomados en cuenta o que mejoren sus condiciones de vida, tampoco se siente un interés por lo lograr lo antes mencionado. Más bien parece una cruenta batalla para ver “quién se sale con la suya” dejando de lado el elemento más importante de cualquier sociedad: SU GENTE.

Descripción de los eventos ocurridos en Nochtitlán

La importancia de la educación