Los  Cabos, situados en el extremo sur de la Península de Baja California sorprenden al visitante por el maravilloso contraste que ofrece su naturaleza. Es un lugar mágico donde se conjugan armoniosamente el desierto, el agua cristalina en sus diversas tonalidades de turquesa, el azul del cielo y una amplia gama de especies marinas. El oceanógrafo Jacques Cousteau llegó a considerar esta región como “El acuario natural más rico y hermoso del mundo”.

Cada año, a sus aguas llegan miles de ballenas grises, procedentes del Océano Ártico buscando las tibias aguas del El Mar de Cortés que les brindan refugio seguro para la reproducción.Este paraíso está compuesto por San José del Cabo y Cabo San Lucas, unidos por un corredor de 32 km que atraviesa lujosos complejos turísticos donde su destacan las playas de Palmilla, el Chileno y Santamaría, además de Acapulquito y Costa Azul muy apreciadas por los amantes del surf. San José del Cabo, ciudad fundada en 1730 por las misiones jesuíticas, es rica en historias y en muchos de sus rincones parece haberse detenido.

Es sin duda un lugar que merece ser recorrido a pie para disfrutar de su arquitectura y de la gran variedad de tiendas y galerías que adornan sus calles angostas y pintorescas. Las actividades al aire libre son uno de sus principales encantos: golf, tenis, pesca y una gran diversidad de deportes acuáticos. Desde el Zócalo se puede disfrutar de una preciosa vista de la iglesia de San José. Cabo San Lucas es el sitio de la diversión nocturna por excelencia. Sus restaurantes, bares y discotecas son garantía de las veladas más animadas. Durante el día la actividad gira entorno al mar y a todas las actividades que éste ofrece.

Los aficionados de la vida marina disfrutan el contacto directo con colonias de coral negro, coloridos cardúmenes, cañones submarinos, abanicos de mar, cascadas submarinas de arena, tortugas, mantarrayas, tiburones ballena y leones marinos. Un verdadero espectáculo para los sentidos enmarcado por la imponente presencia de El Arco, monumento natural formado por la erosión del agua sobre las enormes rocas que emergen del mar, es su figura más representativa. Es tal su belleza que fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Allí se juntan el agua templada del Mar de Cortés con el agua fría del Océano Pacífico. La gastronomía de Los Cabos es otro de sus proverbiales atractivos. Los burritos de machaca y los deliciosos frutos del mar rellenos, como la jaiba, pescado y camarón son realmente exquisitos. Las machacas de carne de res, de langosta, de camarón y mantarraya son otra alternativa digna de los más exigentes gourmets.

Los Cabos son un destino turístico versátil que ofrece diversión para todos los gustos. Desde el plan más relajado y tranquilo hasta el más bullicioso y alegre tienen cabida en este paraíso que proporciona a sus visitantes una estadía memorable.

La pesca deportiva en los Cabos son la capital mundial del marlin, por ello se celebran varios torneos de pesca de esta especie durante todo el año. Por fortuna, cada vez se hace más popular el sistema “péscalo y suéltalo”. En la costa de Baja California Sur habitan más de 850 clases de peces. Hay gran abundancia de pez dorado, espada, atún, mero, pargo y peto, entre muchos otros. Las mejores playas para practicar la pesca deportiva son: Palmilla, El Arco y el Medano. La pesca en Los Cabos se puede llevar a cabo durante todo el año y existen una gran variedad de servicios de alquiler de botes. #Vacaciones #Turismo #México