Pues bien debo decir las cosas de forma real y precisa, sin chismes y solamente aquello que es verdad y las grandes vivencias en las que durante 45 días o más tiempo me vi inmersa. Debo reconocer algo muy importante en todo esto, es muy diferente vivir las campañas políticas como ciudadano, como parte de un equipo o como cara, situación que de forma extraña me toco en esta tan atípica elección, como lo fue la del Constituyente en la Ciudad de México.

Ya lo mencioné una vez y cada día lo reafirmo con mayor intensidad, no importa cuantas veces te resistas, cuantas vueltas des, te rebeles, etc. La vida te pone en tu camino, con mil pruebas, contra todo y con todo al mismo tiempo, sin necesidad de pedirlo. Te preguntarás a qué viene esto después de la pequeña introducción que di al principio, pues bien ha sido un año en el que me ha tocado vivir miles de experiencias, que nunca me imagine podrían influir tanto en mi vida a grados que me han llevado a replantear muchas cosas, entre ellas incluso mis amistades las reales, las falsas, las de conveniencia y las momentaneas.

Crecí dentro del mundo de la política. Desde mi primer existencia en el mundo he estado dentro de la misma, por razones obvias los mensajes siempre fueron muy directos, pero con el paso del tiempo y después de crecer, estudiar, entre otras cosas, busqué caminos en donde la cultura me cautivó, la poesía me enamoró y la escritura me apasionó, pero incluso con esto algo faltaba, es complejo y aunque no lo creas difícil de explicar, a veces he llegado a pensar que soy adicta a la adrenalina, por diferentes razones, pero a esa adrenalina que produce el estar dentro de un medio que no sólo te exige conocimiento, aunque muchos no lo entiendan o no lo crean, la política te exige un nivel de conocimiento amplio y grande, tal vez esa es mi mayor ambición y vicio el conocimiento.

Hace ya cuatro años que identifiqué esa hambre y ambición de saber más y más, la que me llevó a fijar mis ojos en los cursos que de forma gratuita se imparten dentro del ICADEP, instituto de capacitación del Partido Revolucionario Institucional, (#PRI), la ironía más grande en ese momento se producía en mi interior, pues era yo la partidista, por muchas circunstancias, ha estas alturas creo que ni yo podría creer esa situación, pero en fin en casa comenzaron los comentarios más agresivos, a pesar de ser príistas de toda la vida, me decían, principalmente mi mamá que la política no dejaba nada bueno, diversas situaciones todas en contra, pero para variar mi necedad y el ser aferrada, así como el luchar en contra de la marea, me llevaron a seguir adelante, situación que continua hasta el día de hoy.

Me he preparado y poco a poco esa hambre de conocimiento no sólo me servía para ayudar a otras personas, sino que fue exactamente hace un año que inició el proceso de elecciones para cambio de Diputados, Jefes Delegacionales y Diputados Locales, que me involucró directamente en una campaña de a pie, con en ese entonces mi candidata Claudia Aguilar, con vivencias muy especiales, pues el distrito que trabajábamos era precisamente el lugar en el que crecí. Pero esto en lugar de espantarme o alejarme de este medio, me gusto aún más, puesto que el poco o mucho conocimiento adquirido en ese entonces en 3 años se vió fortalecido y me llevó a involucrarme más dentro de los diversos temas sociales, con todo esto tuve la oportunidad de ingresar a la Escuela de Cuadros de la CDMX, dentro del ICADEP y las cosas comienzan a fluir de forma rápida y distinta a los años anteriores. #ADN #Política Ciudad de México