Algunas personas piensan que los simulacros son pérdida de tiempo o acciones para justificar la actividad de los departamentos de seguridad, higiene o protección civil en las empresas, así como la compra de equipo de protección.

Consideran innecesario tener que participar en simulaciones de eventos que según ellos, nunca llegarán a suceder.

Estas personas se fácilmente identificables en estos simulacros ya que son quienes siempre van vacilando o sonriendo, sin prestar atención a las instrucciones que les indican el grupo de voluntarios, que se han unido a las brigadas de seguridad y protección.

El objetivo de estos simulacros, es precisamente el de encontrar las fallas en lo que respecta a tiempos de evacuación, equipos de protección, localización de zonas de seguridad y conocimiento de los procesos por parte de todo el personal.

Es por ello que la seriedad que se preste en estos eventos de protección, aunque se oiga por demás trillado, puede llegar a salvar vidas humanas.

SI usted tiene que participar en uno de estos simulacros, no desaproveche la oportunidad de colaborar y aprender sobre todo aquello, que puede llegar a permitirle seguir disfrutando, de lo bueno que le otorga esta vida. #México #Terremoto