Ahora resulta que cualquier pelele con un poco de poder, puede hacer de las suyas si no recibe a cambio dinero.

Tal es el caso de la señora María del Carmen Cruz Hernández, quien fungía como Presidenta de la Asociación de Padres de Familia de la escuela primaria “Leona Vicario” ubicada en el municipio de Tlapacoyan, en el estado de Veracruz.

Esta señora tuvo la osadía de quitar los libros de texto gratuitos que da la Secretaría de #Educación Pública a los alumnos de dicha escuela, debido a que -según ella- los padres o tutores no habían cubierto la clasica “cooperación voluntaria”

En el país del “Nunca Jamás” México, este tipo de cooperaciones son muy recurrentes en todas las escuelas primarias y secundarias.

Sin embargo, lo que verdaderamente llama la atención es ver como un mujer común y corriente –más corriente que común- tan solo le dieron un poco de poder en una escuela y se vuelve completamente loca, agrediendo a los niños al exigirles que le entreguen los libros, por haberle “caído son su moche”.

Afortunadamente la Unidad de Asuntos Jurídicos de la SEP, ya presentó una denuncia ante la PGR en su contra, por su presunta responsabilidad en el despojo de libros.

Ojala y exista un castigo ejemplar para este tipo de personajes que hieren y lastiman a la sociedad, para que de esa forma podamos ir recobrando poco a poco la confianza en las instituciones y leyes de este país, que tan desprestigiadas y nada respetadas están últimamente. #Corrupción