El incremento de hechos delictivos en nuestro país, ha puesto los semáforos en luz ámbar, ante la ola de violencia que estamos viviendo.

Hoy la ciudadanía en general, está respondiendo con golpes y groserías a la más mínima alteración o comentario que considere lastima su derecho personal.

Ya no se respeta ni a las mujeres, ni a los niños y ni mucho menos a los ancianos.

Lo único verdaderamente importante en este país, es salirse con la suya, defenderse a costa de lastimar al prójimo haciendo justicia por sí mismos, ya que las autoridades han sido incapaces de cumplir con las funciones de protección para las que fueron contratadas.

Hemos visto en videos como se pueden ejecutar jueces, golpear y amputar las manos a los ladrones.

Este grado incontrolable de #Violencia nos está llevando a la profundidad de un barranco del cual, muy difícilmente podrán salir tan solo unos cuantos.

Podremos actuar o quedarnos callados y observar como nos matamos los unos a los otros.

#México se está perdiendo.

México, como me dueles.