Trump: hoy en día todos conocemos a éste satírico personaje que nos ha hecho odiar, reir y burlarnos de un candidato a la presidencia de EEUU, pero dentro de toda esta problemática lo que nos importa ahora estando tan cerca de las elecciones es: ¿Qué tan probable es su victoria?

A lo largo de la campaña electoral Trump siempre estuvo por debajo de la candidata Hillary Clinton y no parecía que en verdad tuviese oportunidades reales de ganar, más aún con sus actuaciones en los debates y sus declaraciones antes y durante este proceso de campaña.

El problema lo estamos viviendo por estos días, en los que Trump ha subido muchísimo en las encuestas a tal grado de aparecer arriba de Clinton en muchas de estas, siendo esto un problema real y que amerita mucha preocupación. Esta preocupación nace de diversas razones pero básicamente dos: primeramente la falta de imagen sincera y cercana que proyecta Clinton, y por otro lado, del hartazgo ciudadano.

La candidata Clinton está siendo investigada nuevamente por el FBI y esto solamente refuerza la concepción popular de que Hillary no es una persona sincera y mucho menos que puedan confiar en ella, lo que va a generar mucho voto en su contra.

Del lado del hartazgo ciudadano hay dos vertientes:

1. La gente está cansada de la misma clase política gobernando en favor y para los mismos y quieren un cambio, un cambio en la clase política gobernante (básicamente Bush-Clinton).

2. La gente de EEUU está viviendo problemas de desempleo, crimen, exceso de agresividad policial, #Racismo, inmigración y demás problemas que les son atribuidos al actual gobierno y los cuales son relacionados con un posible futuro gobierno de Clinton. Estos son problemas que el pueblo estadounidense ya no soporta y muchos de estos problemas son "sencillos de resolver para Trump", según él mismo.

Además de todas estas negativas de la candidata Clinton, podemos agregar que el candidato Trump tiene muy clara su postura radical para buscar conseguir votos y al parecer le está funcionando muy bien, sobre todo dentro de la gran clase media estadounidense. A tal grado que muchos latinos, afroamericanos y mujeres favorecen a Trump, aún cuando han sido fuerte y directamente atacados por este.

Pareciera que Trump está apostando por ser un candidato al estilo Hollywood que busca el voto mediante el show y el auto engrandecimiento, lo preocupante es que parece que le está sirviendo positivamente.

Al final de todo, los votantes estadounidenses decidirán su futuro, el problema es que esta decisión no solo les afecta a ellos, sino que a muchos países que tenemos tanta relación con ellos como lo es México y que una victoria de Trump significaría un gran inconveniente para el desarrollo. Este peligro no solo lo enfrentamos sus vecinos, sino que es a nivel mundial y es relevante para todos -o casi todos los países del mundo-, desde el punto de vista económico hasta del de soberanía nacional.

El problema de México es que con una victoria de Trump peligramos en todos los aspectos y podemos resultar afectados en formas inimaginables. A tal grado que deberíamos estar pensando en cómo nos defenderemos de una persona tan inestable e ilógica como #Donald Trump.

Nos toca esperar qué va a pasar y confiar en la población estadounidense de que saldrá a votar por procurar mantener la estabilidad en su país y en el mundo entero. #Barack Obama