Los #XV años de Rubí, el hecho que llamó la atención de todo el mundo después de un video viral, se convirtieron en un espectáculo circense sin precedentes en la vida pública de México.

Los medios y la prensa no miden sus alcances con tal de obtener “la primicia

de las ocho columnas”.

Algo que debería de haber sido muy íntimo, se convirtió en todo un show.

Naturalmente los mismos padres de Rubí y ella, fomentaron esa popularidad al aceptar venir a la CDMX a las televisoras, a hacerles el caldo gordo presentándose en sus programas, con la mejor de las intenciones pero sin darse cuenta del verdadero interés que tenían éstas que era, comercializar el evento y obtener ganancias que obviamente en ningún momento beneficiarán a ellos ni a la misma comunidad.

Anuncios
Anuncios

El evento se llevó a cabo entre molestias de la misma madre de Rubí quien tuvo a bien decir que “Entiende más un animal que los de la prensa”, minutos antes de la ceremonia religiosa al sentir que el camino de la quinceañera a la iglesia era obstaculizado con tanto periodista.

Que siga la fiesta y esperemos los resultados. #XV años Rubí