Una rica cena, buena bebida, regalos y sonrisas son los ingredientes principales de la cena de #Navidad que la mayoría de las familias celebran en estas fechas.

Sin embargo en este mundo de felicidad y armonía, existen personas que en estas fechas están solas, algunas por gusto otras porque así se los presentó la vida.

A quien perdió a su familia por fallecimiento, quien se divorció y no tiene cerca a sus hijos, ese vagabundo hombre o mujer que por alguna circunstancia perdió la brújula de la vida, al estudiante que está en otro país, al abuelo que permanece en una espera eterna por sus hijos y nietos que nunca lo volvieron a visitar, a quien le toca cubrir el turno nocturno en la soledad de una empresa, a esos niños y niñas que fueron abandonas por sus padres, para el inmigrante que va a otras tierras en busca de sustento, a quien no tuvo dinero para comprar regalos o viajar para estar con su familia, a todos ellos les debemos de brindar nuestra solidaridad y aprecio por mantener la paz interior aun cuando las circunstancias externas son más poderosas y dolorosas.

Anuncios
Anuncios

La Navidad es más que una cena, es un acercamiento espiritual con Dios, llámese como se llame.

Un viaje al interior de uno mismo para descubrir, lo que realmente nos hace feliz. #Grinch