William James nos cuenta que “el principio más profundo del carácter humano es el #anhelo de ser apreciado”. Necesitamos la cercanía del otro, sabernos reconocidos y valorados y para prueba, echen un vistazo a su sentir cuando eligen compartir un logro, el cumplimiento de un sueño, un chiste y cualquier acción por pequeña que pudiera parecer. Somos parecidos, con modos y maneras diferentes de estar en el mundo y de ser, pero seguimos compartiendo una característica, somos seres humanos.

“Comunicar con otro es hacerle existir, pero hacerle existir, es también hacerse existir a sí mismo” Soren Kierkeggard

¿Qué te hace feliz? Salud, trabajo, dinero, alimento, satisfacción sexual, dormir lo suficiente, el bienestar de la gente que amas, completa la lista.

Anuncios
Anuncios

Casi todo se cumple y lo vives, pero existe un anhelo tan arraigado y que se sobrepone a todo lo anterior: ser importante, trascender desde lo que para ti es valioso, saber que la gente a tu alrededor te reconoce por quien eres y aplaude, sin ser literal, tu experiencia.

La comprensión facilita una vida en relación

Nos une ese aspecto primitivo, o acaso no te gusta vestir con lo más reciente de la moda, hablar maravillas de tu pareja, si tienes hijos contarle a todos lo inteligentes que son, mencionar tus hobbies y lo increíbles que resultan, tomarle foto a lo que comes y subirlo en redes sociales, mostrarle a tus amigos y conocidos que estás en el aeropuerto, compartir los lugares que has visitado, los últimos reconocimientos que recibiste y el trabajo que tienes, todos, en diferente medida y de formas distintas anhelamos ser apreciados.

Anuncios

Construir vínculos a partir de la diferencia enriquece tus posibilidades

Si el primer paso consiste en mirar aquello que nos vuelve semejantes, el segundo te invita a que te atrevas a crear vínculos, con la plena conciencia de que recibirás lo que el otro ofrece, teniendo una actitud de inocencia, es decir, capaz de asombrarte con lo que el otro es y, además, estar dispuesto a brindarte siendo sincero. La indiferencia lastima, aleja, nos convierte en máquinas que se relacionan con objetos y no personas, mientras que la cercanía amplía el abanico de posibilidades para ti, los otros y el mundo. #somos seres humanos #ser importante