Fijarnos en los números sería una tarea dudosa pues la administración pública se lee en cada parte y no sería justo solo apreciar algunos famosos totales de los cuales se hace cuenta para fabricar la información oficial. Cursamos rumbo a las siguientes elecciones y no queda sino confrontar los resultados para fortalecer nuestra opinión a la hora de que se ejerza el voto.

En primera, la democracia debe tambalearse ante las bases de la constitución. ¿Será que tecnología nos permita pasar del sufragio en papel a otra manera de arreglarnos?; lo cierto es que sería ridículo pensar en candidatos que no se sentaran en las redes sociales para facilitar su tarea y no desanimarnos provocándonos con los escándalos de la corrupción.

Empezamos el 2017 y hay voces que no se sienten muy conformes con el gobierno.

Anuncios
Anuncios

No vamos a juzgar a nuestros líderes por pensar que un aumento en la gasolina sea la solución a largo plazo, pero tenemos la responsabilidad de poner en tela de juicio toda la suciedad que han hecho en 10 años para evitar la transición.

Probablemente no sería la idílica victoria por segunda vez del presidente legítimo lo que deba esperanzarnos, pero por favor, es indignante que se rompan los estándares, ningún gobierno debe funcionar estableciendo bajo ley un salario mínimo menor al precio de la dignidad.

Como sería imposible meter a la cárcel a tantos bribones que nos han convencido de una realidad esquizofrénica, no sobre loar la eficacia de una simulación cuyas relaciones ponen en convivencia a los hombres más ricos del mundo con los que no tienen nada.

No sobre denunciar la vigencia de la filosofía cuya meta es un crecimiento sin medida y el costo de una burocracia dando vida a una red parasitaria de robots y de comercios informales que degradan hasta la indigencia.

Anuncios

Esto nunca debió ser así en países como México, por demás gloriosos en su empeño por fortalecer las bases desde las letras hasta la Seguridad Social. Por lo tanto, tendría que revisarse la administración para garantizar al trabajador, si pasó la secundaria, con un salario 10 veces más alto.

Haciendo los ajustes lógicos tendríamos que acreditar al 100% de los mexicanos como derecho habientes, de tal forma que quién no consigue trabajo, legalmente tenga la obligación de cobrar una cantidad mínima para solventar una existencia digna y contribuir al consumismo aunque sea sin los privilegios que conlleva un contrato formal.

Estamos a tiempo para un candidato patriótico que nos tome en cuenta y haga el esfuerzo por hacer las cuentas como corresponde para adaptarnos a un futuro en el cual probablemente no dependeremos del papel moneda y en cambio si estemos seriamente amenazados por la naturaleza indomable después de todo.

Para aliviar tanta vergüenza les invitamos a buscar un movimiento en la nación que comience con autentificar sus aspiraciones en beneficio de la cultura universal, los derechos humanos y lógica en la balanza de la justicia. Para convencerlos les motivamos a tomar acción.

Le recomendamos inmediatamente dirigirse a las aguas medicinales de su localidad.

Anuncios

En la CDMX el punto de convergencia se encuentra en los Baños del Peñón. En una hora por 200 pesos de modo individual o grupal se sumerge uno hasta la cabeza para luego tenderse en unos camastros y así permitir a los minerales de nuestra geografía penetrarnos. Somos polvo cósmico de cualquier manera. Hay una capilla para los creyentes; luego sigue relajarse y salir a la faena que nos impone tomar un bus en el Circuito interior. #turismo cultural #Baños del Peñón #Crónica Ciudad de México