El Día de la Mujer en México

Este evento se desarrolló con una multitudinaria marcha del Ángel de la Independencia, al Hemiciclo a Juárez. Si bien, este acto no es una celebración, sino la conmemoración de hecho sangriento donde 146 mujeres mueren por: quemaduras, aplastamiento, intoxicación por humo y suicidio. Esto ocurrió en una fábrica de camisas en Nueva York el 25 de marzo de 1911. Los dueños de la fábrica cerraron las puertas de las escaleras y sellaron las salidas para evitar robos. Solo días antes del mismo año, el 19 de marzo en Alemania, Austria, Suiza y Dinamarca millones de mujeres exigían: el #derecho a voto, el ocupar cargos públicos, es decir, empoderar a la #mujer.

La feminista Alexandra Kollontai, logró el voto para la mujer, la legalidad del aborto y el divorcio. Consiguió instaurar el 8 de marzo como día oficial de la mujer. Ese día era laborable, sin embargo, en 1965 por decreto de Sóviet Supremo de la Unión Soviética, se declaró no laborable. El hecho comenzó a conmemorarse en todo el mundo. China lo celebra desde 1922 y España desde 1936.

Ayer se reunieron diferentes voces y expresiones. Destaca la organización el Frente Popular Francisco Villa con sus vigilantes y el par de furgonetas que se mantenía informando la historia de esta conmemoración. Las mamás de los 43 estudiantes desaparecidos, diferentes colectivos y organizaciones civiles y políticas. Las demandas: El derecho a la igualdad y el reclamo por los feminicidios en medio de mentadas de madre a Peña Nieto. El grueso de las marchistas eran mujeres jóvenes, estudiantes del CCH, de las Vocacionales, de prepas de bachilleres, de la UNAM; o la UAM y del POLI. Las playeras rojas, negras, blancas y moradas estampaban Reforma, con decoraciones de botargas gigantes, de cruces rosas, un féretro de cartón, mantas y consignas encaminadas al ejercicio del derecho y el reclamo por feminicidios.

En la circulación de la marcha de esas miles de mujeres mexicanas, aún faltaron más voces, las que visibilizan a la migrante, a la campesina, a la trabajadora doméstica, a la desplazada de su tierra, a la indígena, o la periodista censurada. Estas voces también merecen la estridencia del reclamo de ayer y del mañana.

La gran preocupación de las trabajadoras migrantes, es un tema prevaleciente ante la política fascista de Donald Trump. Pues la deportación significa perderlo casi todo. #México