En tiempo actuales, ayudados por la propagación mediática de su contenido ya sea por redes sociales o publicidad bien planeada, los #Libros best seller han cautivado a un gran número de lectores. Estos, a su vez, justifican su mal hábito de #leer un contenido vacío, ya que fomentan la lectura entre sus allegados, amigos y/o familiares. No está mal leer, eso está claro, ya que leer es cultivarse, pero, ¿hace bien la población en leer ese tipo de libros que solo manejan formas sin fondo? No estoy del todo seguro.

Veamos

Como herramienta sistemática puede servir para la propagación y nacimiento de nuevos lectores, eso es bueno, hasta para las editoriales, pero que no pasen de ese tipo de lecturas es un riesgo que quizás no se deba correr del todo. Entro en dilemas morales-sociales, ya que criticar la postura de los nuevos lectores desde un punto de estudiante me haría ver pedante, intolerante y retrógrada. Pero, y esto lo he vivido, les recomiendas libros desde la academia, que no llevan años comprender, analizar, asimilarlos como propios para poder hacer una tibia recomendación a nuestros allegados, amigos o incluso compañeros y solo recibimos desprecio, caras de extrañeza y de "qué pedante eres, mis lecturas son mejores".

Anuncios
Anuncios

Está bien, cada quien lee lo que mejor le plazca, pero de placer no se vive, se sobrevive, ya que esos libros no representan respuestas vitales, sino se plantan ante ellos como la verdad absoluta, inamovible, única. Siento que, desde muy pequeños, a los niños se les debe de incentivar en la búsqueda de libros que se presenten ante ellos como posible interpretación de su corta vida, de sus experiencias vitales, de sus preocupaciones, miedos, sueños y alegrías, ya que con ello lograrán crear sueños, anhelos, esperanzas. Así podremos tener un contacto más directo con nuestros semejantes, nuestros hermanos de especie, con cualquier organismo de vida y respetarlos ante sus márgenes que marquen ante nosotros, ya que uno hará lo mismo con ellos, con un nosotros, ya que nuestros problemas son universales, y las respuestas son variadas, polisémicas.

Anuncios

¿Entonces?

Esta es una pequeña y posible guía para ir dejando atrás despliegues mediáticos bien pagados para lecturas estériles, blandas y así poder llegar, desde temprana edad, a distinguir las lecturas vitales que nos serán útiles para nuestro actuar con los demás y con uno mismo. No leamos por leer, leamos porque es necesario. No leamos cualquier cosa, leamos la fibra sensitiva de un nosotros; leámonos en conjunto para darle diversas soluciones a esto que somos y seguiremos siendo, indefinidamente. #Niños