Las encuestas pese a sus limitaciones y errores en el pasado, siguen siendo quizás la herramienta guía por excelencia para conocer los alcances de los partidos y políticos; además de ser utilizadas como una “bola de cristal” con la cual poder prever las futuras coyunturas y preferencias de la gente, las cuales irán determinando a los favorecidos por su voto y, en última instancia, a los futuros gobernantes.

Como cada ocasión que se acerca una elección federal y cada vez de manera más anticipada, los actores políticos empiezan a reaccionar y a tratar de lograr la mejor posición posible, ante los cambios que representa este hecho, y rumbo a los comicios presidenciales de 2018, esta ocasión no es la excepción.

Anuncios
Anuncios

Barbosa y el PRD

Barbosa lo sabía y lo sabe, el #PRD como partido tiene rato que no tiene rumbo definido y, ante la opinión de la población, no representa una opción de cambio y/o de Gobierno, ni siquiera en sus bastiones más tradicionales. Quizás más por lealtad que por convicción, no dejó solo al jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, cuando en su momento anunció sus intenciones presidenciales, las cuales si en el momento del anuncio parecían complicadísimas, ahora lucen prácticamente imposibles de alcanzar.

En la #Política como quizás también en la vida, la mayoría de personas suele velar por su propio interés. MORENA y su máximo representante y ,seguro candidato a la silla presidencial, Andrés Manuel López Obrador se enfilan a una posible victoria en el 2018 y el PRD se desmorona.

Anuncios

Por eso no es de sorprender que Miguel Barbosa, ex coordinador del sol azteca en el Senado, busque otra vía para su desarrollo y para continuar con sus proyectos.

Enroque perredista

Tal y como sucede en el ajedrez en el PRD han comenzado los cambios y en puestos importantísimos, como lo es en la dirigencia de la cámara alta. Alejandra Barrales se hace de la coordinación senatorial dejando de lado a Miguel Barbosa. Esto reconfirma el liderazgo con mano férrea de “Chucho” Ortega del partido, quien deja de nuevo claro quién es el mandón y sirve de advertencia renovada para quienes no se alineen a sus órdenes.

Estos acontecimientos dejan a un PRD todavía más debilitado y lo marginan aun más de poder ser una competencia real, ya no digamos para la competencia presidencial, sino quizás incluso en uno de sus últimos espacios de poder como es el Distrito Federal. Barbosa con los ojos en MORENA, Barrales con doble responsabilidad y en medio de escándalos y Armando Ríos Piter, quien ya ha anunciado su salida del partido, dejan al partido en incertidumbre, claramente polarizado y sin la cohesión necesaria para enfrentar lo que se viene. #MiguelBarbosa