Este lunes 13 de marzo la SEP presentó el nuevo modelo educativo para la educación básica y media superior, resaltando como objetivo, la inclusión y el acceso equitativo a una educación integral de calidad.

Aurelio Nuño, titular de la Secretaria de Educación Pública, resalto que los avances de dicho modelo se percibirán hasta dentro de 10 años y que el mismo entrara el vigor en el ciclo escolar 2018-2019 con la genialidad de volcar el aprendizaje de contenidos mediante el razonamiento y no mediante la memorización.

Dicho modelo tendrá como columna vertebral 5 ejes para la educación:

  • Cambios en el curriculum, con lo que se busca un seguimiento y progreso de lo aprendido desde el prescolar hasta el bachillerato y en el que además se adaptara el 20% de los contenidos según las necesidades de cada #Escuela.
  • La escuela es el centro del sistema, horizontalidad en el sistema educativo y autonomía en la gestión de las escuelas, “transformar las escuelas en verdaderas comunidades de aprendizaje”.
  • Formación y desarrollo de los docentes, con un servicio profesional docente meritocratico y la evaluación constante a los profesores.
  • Inclusión y equidad, en donde todos los niños y niñas tendrán acceso a la educación sin importar etnia, raza, condición social o discapacidad.
  • La gobernanza del sistema educativo, refiriéndose a la forma de operación mediante distintos actores sociales, gobierno federal, organizaciones civiles, sindicatos, padres de familia y escuelas.

Si bien la presentación del nuevo modelo educativo representa un avance en materia de educación, no demos la totalidad del crédito a la institucionalidad, recordemos la constante resistencia ejercida por la sección 22 de la CNTE quienes sin duda son pieza fundamental del implemento y elaboración del mismo y que tendrán un papel sobresaliente a la hora de ponerlo en marcha.

Ahora bien sería interesante que Nuño nos explicara la forma y los medios mediante los cuales iniciara su implemento ya que Forbes emite que para 2017 hubo una reducción en el presupuesto para educación de “4.8% puntos porcentuales, en comparación con 2016. La gran perdedora en este recorte es la Reforma Educativa, pues el 30.2% de la reducción total corresponde a sus programas insignia, concluye el CIEP.”

Y es que no solo la reducción del presupuesto amenazan la educación en #México, sino que también las políticas financieras de órganos internacionales como el BM y el FMI, que ante la incapacidad del Estado mexicano de accionar sus programas, aprovechan para, mediante mecanismo de préstamos y endeudamiento, ejecutar políticas neoliberales para el beneficio del capital global.

El problema de la educación que prevé la institucionalidad, supone cambios estructurales en la educación para adaptarse a un sistema global de competencia y de la flexibilidad del mercado global y deja de lado la prioritaria formación humana que acarrea consigo la instrucción de las nuevas generaciones.

“En ella, el educador aparece como su agente indiscutible, como un sujeto real, cuya tarea indeclinable es llenar a los educandos con los contenidas de su narración.” (P. Freire)

Así baja verticalmente el discurso, priorizando contenidos de las necesidades de un sistema mundo, escuchando perplejos a los educandos del desarrollo global, "En la visión "bancaria" de la educación, el "saber", el conocimiento, es una donación de aquellos que se juzgan sabios a aquellos que juzgan ignorantes." (P. Freire) #NuevoModeloEducativo