#México fue uno de los primeros países en ofrecer un día al año para reflexionar acerca de la población infantil. En 1924, Álvaro Obregón y José Vasconselos instituyen el 30 de abril como Día del Niño a nivel nacional. Cada país tiene su propia fecha, a sugerencia de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que el 20 de noviembre de 1954 aprueba la Declaración de los Derechos del Niño y la Convención Sobre los Derechos del Niño. Esta Declaración establece diez principios, dentro de los que destacan el derecho de ser criado con un espíritu de comprensión y tolerancia para lograr la amistad entre los pueblos, armonía y hermandad universal.

Es de suponer que, en los más de 60 años que llevan existiendo estos derechos, nos hemos preocupado por velar por ellos y respetarlos, sin embargo, pareciera lo contrario, sobre todo en lo que respecta al punto mencionado.

Anuncios
Anuncios

En la era en la que todos intentan ser políticamente correctos para no ofender al otro, es donde el odio parece más presente. Quizá por una excesiva sensibilidad o, tal vez, porque es tanta la censura que ofender al otro se ha convertido en un acto rebelde y libertario. De nada sirven las campañas contra el bullying, si los padres son los primeros que lo promueven. La violencia sólo engendra violencia.

Por otra parte, es inevitable no recordar los casos de racismo (el primer derecho de la declaración habla de igualdad, sin hacer ningún tipo de distinción por raza, nacionalidad o religión). Abordar el polémico tema de los migrantes en Europa sería caer en un cliché constantemente tratado, al que se han dado pocas soluciones y - es por eso - que me interesa hablar más en corto, ir a lo local.

Anuncios

Porque en este país seguimos escuchando a profesores hablar de personas "indiorantes", como si ser indígena fuera un sinónimo de ser ignorante.

Nuestro país México posee una increíble pluralidad, que se está perdiendo gracias a expresiones como esta y a que los más pequeños no tienen acceso a libros en su idioma materno (cuando este no es español). Se hablado ya de "les enfants terribles" y de que la maldad es algo inherente al ser humano. En ocasiones los #Niños pueden ser crueles y lastimarse jugando, pero es deber de padres y profesores guiarlos por el camino correcto, no juzgarlos. Vivimos en un mundo globalizado y plural, evitemos fomentar estereotipos y prejuicios: un niño de origen asiático no tiene la obligación de ser "más inteligente" en comparación de sus compañeros occidentales.

El resto de los principios corresponden en gran medida a las autoridades gubernamentales y si bien podemos presionar, no depende de nosotros. Entre estos derechos se encuentran: tener un nombre y nacionalidad propios, acceso a la educación, salud y actividades recreativas de manera gratuita, derecho a una vida libre violencia, abuso, explotación, etcétera.

Anuncios

Nuestra mayor responsabilidad, si somos personas que estamos en contacto constante con los más pequeños, es darles amor, estabilidad y un buen ejemplo. Sobre todo, cuidarlos de los peligros del siglo XXI, la violencia, la obesidad, internet y sus contenidos. El día de hoy recordemos qué nos hizo los adultos que somos hoy, qué cambiaría si nuestra infancia hubiera sido distinta y cómo podemos ayudar a los niños de hoy. #Niñez