I

Los hechos de la Alemania Nazi han sufrido lo mismo que la historia de Jesucristo y la redacción de la Biblia. Es decir que han sido minimizados, tergiversados o exagerados, incluso negados. Pero nunca se ha dejado hablar a toda la gente que aún vive y que puede y debería dar testimonio de esa Europa que parecemos extrañar mucho, como en un colectivo síndrome de Estocolmo. Sólo así se tendría conocimiento exacto de lo que de verdad sucedió.

Qué casualidad que al mismo tiempo que se han descubierto muchos papiros con historias de lo que fuera realidad en las primeras comunidades cristianas, se de auge y cabida al holocausto de Hitler.

Anuncios
Anuncios

Como que hay que sustituir al mártir crucificado de Palestina, que era un judío, por toda una masa de sufrientes desconocidos, identificados tan sólo con un número, ¡pero también judíos! Como que cíclicamente hay que provocar que la humanidad tenga conocimiento presencial de torturas y vejaciones a determinados seres humanos que pertenezcan a un grupo previamente seleccionado, porque para eso son los predilectos de Dios...

II

Un diagnóstico genético preimplantacional es posible gracias a los atroces experimentos de científicos como el Dr. Joseph Mengele, pero la eugenesia es mucho más antigua que Hitler y sus huestes. Se hablaba de selección artificial de seres humanos desde la Grecia antigua.

El Proyecto Lebensborn ha sido el proceso de eugenesia más grande que se ha intentado. Los hombres y mujeres que participaron fueron rigurosamente seleccionados porque la finalidad era la creación de una raza superior..

Anuncios

La mayoría de las madres Lebensborn eran solteras e hicieron lo que se esperaba de ellas: entregaron sus hijos al estado para que las SS se hicieran cargo de la manutención y educaran a las criaturas para servicio del Führer. La Alemania Nazi tan sólo duró 12 años y en los gobiernos posteriores, debido a la desnazificación del país los niños de los hogares Lebensborn tuvieron una enseñanza desconcertante, que más los empujó a lo antisocial que a la perfección.

En 2006 podíamos ver todavía a adultos heridos, llenos de cicatrices por una infancia vivida en orfelinatos que reclamaban su justo derecho de saber quiénes fueron sus verdaderos padres. Hoy Israel ha incurrido en todo lo que critica. Está dando a los palestinos exactamente el mismo trato que dice haber recibido del Tercer Reich. #Racismo