La ignorancia de problemas que nos acontecen día a día no pudo verse mejor reflejada que en la máxima casa de estudios superiores, la Universidad Autónoma de México (UNAM).

Repetido en demasiadas ocasiones el siguiente tema sucedido el pasado 28 de marzo en un programa de radio llamado "Sentido contrario", apenas poco conocido, que fue cancelado una semana después y el cual se transmitía por Radio UNAM, es uno de estos problemas primordiales.

Todo transcurrió cuando se hacía mención de un suceso del año 2015 en el estado de Veracruz, México, donde cuatro jóvenes, ahora apodados "Los Porkys", abusaron sexualmente de una menor.

Anuncios
Anuncios

Uno de los implicados que fue amparado debido al dictamen determinado por el juez, actualmente suspendido, Anuar González Hemadi, en donde menciona que la introducción de los dedos en un vagina no es considerado como violación.

El ex líder del Movimiento estudiantil de México de 1968, columnista y catedrático, Marcelino Perelló Valls, no dio a esperar más su machista interior, que según amigos cercanos no era tan interno, respecto a tomar partido por la propias mujeres y denominar que "les gusta que las violen".

En el mismo programa Perelló Valls, donde además de sus denominaciones personales sobre violación sexual, se consternó ante el internet, Netflix y la televisión donde según él cuando no existían eran tiempos mejores y también describió que el infierno es aquel que están construyendo las mujeres con denuncias escandalosas cuando se les "piropea".

Anuncios

Misoginia, machismo y sexismo en todos lados

Lo importante no está en mencionar todo la curricula escandalosa del señor Valls; que se sabe bien de tuits muy explícitos donde él mismo se cataloga como un violador, sino en cuestionarnos el por qué de estos sucesos.

Hablando sobre el señor Marcelino Perelló donde además de este tema abordado hizo mención polémica respecto al tema de la #desigualdad de género donde culpó a las mismas agredidas en casos como el de la periodista, Andrea Noel, a la cual un hombre le bajó los calzones cuando se encontraba caminando en la Colonia condesa, o aquella mujer, Yakirí Rubio, encarcelada por matar al hombre que la había violado.

Transcurrida toda esta información del ex líder estudiantil, mayormente mediante las redes sociales, no pudo esperar el odio y comentarios denigrantes contra Perelló Valls. Se supone que en la congruencia cabe luchar contra estas determinadas personas burlonas, machistas y sexistas que predominan nuestros medios de comunicación, y no solamente los medios sino el mundo entero.

Anuncios

Parecemos estar cegados ante el ejemplo primordial del país vecino, Estados Unidos de América (EE.UU.), con el mandatario actual, Donald Trump, quien no se cansaba de dar discursos misogenos en su campaña hacia la presidencia y hasta hoy día.

La reflexión y crítica debería empezar por uno mismo, ¿qué estás haciendo como persona para que otras como Marcelino Perelló Valls sigan existiendo? No, no me refiero al hecho de desaparecerlas, pero si a luchar contra ellas para acabar con este problema. Somos un país que ya no se tolera, que no soporta a su gobierno, que como mujer no quiere a a otra de presidente, que de la misma manera no soporta que un hombre viaje en el área exclusiva de mujeres en el transporte público porque se siente acosada, ni que tampoco otra mujer la empuje apenas un poco porque ya es motivo para discusión, que no cede el asiento a quién corresponde porque "es mujer" y debe ir sentada, o que no toleramos que otra mujer conduzca un automóvil porque lo hace "mal", y así un infinidad de cosas, ¿dónde queda la igual como persona seas hombre o mujer?

Lo lógico es que sepamos escoger bien nuestras decisiones seamos personas o una institución, tal es el caso de Radio UNAM quien no se percató de la persona que tenía el poder de la palabra en uno de sus programas, ni en el momento de lo sucedido hasta que un medio de comunicación lo dio a conocer. Para nada es justificable lo sucedido, pero ojalá que todo esto nos haga valorarnos como sociedad e individualmente, que acabemos con estos problemas de desigualdad que nos están acabando. Si no somos capaces de darnos cuentas de problemas como el que nos estamos topando enfrente día a día, ¿de qué sí seremos capaces? #violacion #machismo