El pasado 28 de marzo, durante su programa radiofónico, el casi ilustre desconocido Marcelino Perelló fue cuestionado sobre su opinión de la violación de Daphne Fernández, quien fue abusada y violada por unos chicos en Veracruz y uno de ellos fue casi exonerado del delito. En un extraño arranque de misoginia, imprudencia y estupidez, el conductor y opinólogo profesional, dijo “considero que la chava estaba muy buena y muy ‘metible’ (sic.)”. Poco después comentó que no había sido violada porque "la violación implica, necesariamente, pene... Si no hay pene no hay violación; o sea, con palos de escoba, dedos y vibradores, no hay violación". Después fue subiendo el tono de sus declaraciones, al grado de decir que muchas mujeres sólo sienten placer si son violadas.

Anuncios
Anuncios

El diario Proceso dio a conocer el audio e inmediatamente ardieron las #Redes Sociales. Artistas, intelectuales, opinólogos, feministas, etc., se fueron contra él, al grado que Radio UNAM, estación que transmitía su programa, decidió cancelarlo y la CNDH condenó sus declaraciones. No faltaron los comentarios trepados al mismo nivel que manejó el hasta ahora catedrático de la UNAM. En su página de Facebook, llegaron a decir que “Eres una bestia, Marcelino Perelló Valls, una bestia y un bruto machista, misógino, ignorante, insensible y estúpido”; “que te metan palos, botellas, piedras, dedos y pene por el culo, así para que tengas un orgasmo... que al cabo para ti no es violación (Sic.)”. Algunos fueron verdaderamente ridículos: “¿Tiene cara de loco no? (Sic.)”, “seguro naciste en una coladera para expresarte de ese modo, naco asqueroso, facha de hippy fracasado”.

Anuncios

El mismo afectado, a pocas horas, reiteró sus comentarios y dijo que en todo caso, lo que le pasó a la chica fue un abuso sexual pero no violación, que de lo único que se arrepentía es de haber usado la palabra “metible” porque podría prestarse a chistes. Según comentan algunos usuarios de Facebook, que conocen a Perelló, esta no es la primera vez que causa polémica o dice cosas que son no sólo políticamente incorrectas sino irresponsables. Incluso lo tachan de “enfermo mental”. Pero lo cierto es que en este caso no hay ni cómo defender lo indefendible: En tiempos en que la sociedad se ha vuelto más intolerante y la defensa por los derechos civiles es más intensa, se debe ser más prudente al hablar.

Este no es el primer caso que se da de comentarios polémicos en estos días. Se han presentado muchos casos en que las palabras o los dichos han generado encono en la sociedad, con o sin razón. Marcela Aguirre, “el juez Porky”, el político que “robó poquito”, etc., hablan de lo poco sensible que se han vuelto las personas y lo vació que llegan a ser los discursos.

Anuncios

En el caso de Marcelino, se nota no sólo su machismo y misoginia, sino también su ignorancia de las leyes, porque según el Código Penal, introducir cualquier objeto en la vagina (o en el ano) es un delito equiparable a la violación. Como él, todos los días, cientos o miles de “comunicólogos” profesionales o no, sean youtubers o reporteros, juzgan sin realizar la mínima investigación, sólo por ganar un like o darse a notar. En el caso del Sr. Penelló, sus 15 minutos de fama se volverán muchos años de ignominia. #Feminismo #Derechos Humanos