El mundo taurino se encuentra de luto debido al fallecimiento de Adrián Hinojosa, El Niño Torero de Valencia, este sábado 8 de abril. El pequeño padecía Sarcoma de Ewing, un agresivo tipo de cáncer contra el que luchó con tesón pero contra el cual perdió la batalla. Adrián tenía ocho años de edad y consideraba héroes a los toreros de quienes tomó inspiración para luchar con valor contra su enfermedad.

Adrián fue un animado aficionado a la fiesta brava en la cual encontró inspiración, fuerza y ánimo para afrontar las peores etapas de su malestar. Adrián soñaba con ser torero al crecer así como curarse e inspirar a otros aficionados a lograr sus metas y luchar por sus sueños, sin importar las dificultades.

Anuncios
Anuncios

Su participación en el paseillo de una corrida de toros a beneficio de la Fundación de Oncohematología Infantil emocionó aficionados de todo el mundo. Esa tarde salió en hombros de sus ídolos entre aplausos del público quienes reconocieron su valor.

Por desgracia su lucha y su deseo por lidiar toros en la arena de una plaza lo hicieron objeto de comentarios burlones, desatinados, descorazonados y crueles por parte del intolerante sector antitaurino. Afortunadamente estos agravios unieron a aficionados y profesionales del #toreo en torno al deseo de mejora para el pequeño, quien siempre manifestó orgullo por su afición a la tauromaquia y nunca respondió ninguno de los ataques en su contra.

Hoy la comunidad taurina de todo el mundo lamenta la muerte de Adrián al tiempo que lo reconoce como modelo de superación, perseverancia y esperanza.

Anuncios

Sus restos fueron velados en el tanatorio de los Santos Patronos de la localidad valenciana de Alzira, su funeral está previsto para el día domingo 9 de abril en la iglesia Santa Catalina del mismo municipio. Adrián Hinojosa será enterrado en el cementerio de la ciudad, vivía con su familia en la mencionada localidad de Alzira.

Las redes sociales han sido un vehículo conductor para las condolencias a la familia del menor. Profesionales y periodistas especializados de la #Tauromaquia así como múltiples aficionados de todo el mundo han manifestado su pesar y su deseo de una pronta resignación para los familiares de Adrián. Su valiente lucha contra su enfermedad es un recordatorio sobre la importancia de enfrentar las adversidades de la vida con bravura, dignidad, valor y coraje, como un matador de toros. Descanse en Paz. #Arte