Hace unos días me preguntaba ¿por qué es tan agotador ser Mamá? Y en el diálogo que tuve junto con una colega, llegamos al a conclusión de que lo difícil no es la maternidad per se, sino el hecho de emprender algún negocio, ejercer una profesión, lidiar con el mundo laboral y además hacerte cargo de tus hijos.

La exigencia de ser "una buena madre"

Vivimos en una mundo en el que la sociedad señala y clasifica a las mujeres como "buena madre" o "mala madre", y definitivamente una característica importante tiene que ver con qué tanto tiempo pasas con ellos, cómo te ocupas, qué actividades tienen juntos y esto puede volverse desgastante.

Anuncios
Anuncios

Ser Mamá implica tener tiempo para bañar, vestir, dormir, alimentar y EDUCAR a otro ser, que sin nuestros cuidados y atención no saldría adelante. Cuidar a tus hijos, implica dedicar una gran parte de tu tiempo para su cuidado. Cuando un niño presenta algún problema de conducta en el colegio, el deportivo o con los amigos, la culpa señala siempre a la madre. Los "#Niños problema", suelen ser el resultado del abandondo de la madre. Pero, ¿cómo organizar nuestro tiempo para pasar tiempo con tus hijos y no abandonar tus proyectos laborales?

Sin duda ser Mamá emprendedora puede ser una tarea difícil de lograr pero no imposible:

1. Define tus objetivos: es importante que tengas claro hacia donde quieres ir, tanto en tus proyectos laborales como en casa. Clasifica tus objetivos a corto, mediano y largo plazo; y traza una lista de pasos o acciones requeridos para alcanzarlos.

Anuncios

2. Organiza tu tiempo: ten claro el número de horas que tiene tu día, tu semana. De estas horas revisa de cuantas dispones para estar sola, mientras tus hijos están en el colegio o en alguna actividad extra académica. Ten claro cuánto tiempo te toma vestirte, preparar y dar alimentos, actividades de higiene personal y traslados (escuela, casa, oficina, etc.). Y en base a estas horas organiza un esquema de trabajo. Lleva un diario/agenda.

3. Prioriza tus actividades: Haz una lista de las actividades que son fundamentales siempre hacer con tus hijos como comer juntos, leer un cuento antes de dormir, bañarse; y una lista de las que puedes trascender como hacer la tarea con ellos, esperarlos afuera de la clase de natación, pasar la tarde viendo televisión con ellos. Ten presente también deadlines y actividades importantes del trabajo.

4. Pide ayuda: A veces solemos creer que sólo nosotras podemos hacer las cosas. Hay mucha información respecto a las actividades que #tusHijos pueden realizar en casa conforme a su edad, asígnales tareas y responsabilidades, esto además te ayudará a fortalecerlos en su desarrollo.

Anuncios

Una gran ayuda puede ser el Método Montessori.

Si tienes una asistente o compañera de trabajo, haz una lista de actividades que puedas delegar para descargarte tareas. Pedir a otros que te ayuden a cuidar a tus hijos no tiene nada de malo, muchas abuelos, tíos y muchas veces hasta el mismo padre está dispuesto a cuidarlos y nosotras queremos tener todo en nuestro control. Si lo sé, nadie cuidará a tus hijos como tú, pero un par de horas lejos de ti, no les hará daño.

5. La tecnología a tu favor: gracias a los nuevos dispositivos tecnológicos, es posible trabajar de forma asincrónica, trabajar desde casa o incluso desde una tablet o teléfono móvil. Es importante que consideres invertir en un buen teléfono o en las aplicaciones que te permitan trabajar en esos ratos muertos que tienes en salas de espera o en los minutos antes de dormir, y así poder combinar tu vida personal con la laboral.

La constancia como factor fundamental para triunfar.

Seguramente habrá días que querrás desistir, algunos días en el ámbito laboral, otros días en la maternidad, pero recuerda que no hay que dejar de luchar. Te dejo con esta frase de Samuel Beckett.

"Siempre intentaste. Siempre fallaste. No importa. Intenta de nuevo. Falla de nuevo. Falla mejor." #Padres hoy