Vivimos en un mundo donde la #Tecnología nos sobre pasa en todo, teléfonos celulares y televisiones inteligentes, videojuegos en realidad virtual, cámaras fotográficas, bocinas, etc., pero, ¿hasta dónde tenemos control del ella o ella de nosotros?

Es increíble la necesidad que tenemos al despertar encender y chocar nuestro teléfono, los últimos mensajes o llamadas nuevas, redes sociales, notificar a todos lo que desayunamos, la música que escuchamos, lo que vemos, lo que sentimos, si nos peleamos con nuestra pareja, si se nos muere un familiar, si necesitas un médico, y muchas cosas más.

Considerar que podemos olvidar este aparato en nuestra casa u oficina, puede ser catastrófico, pues entramos en un proceso de angustia muy fuerte, donde nos nace la necesidad de ir a buscarlo en la primera oportunidad que tengamos para revisar nuestros mensajes, llamadas, redes sociales, e informar que ya tienes de nuevo tu celular en las manos, que te sientes feliz y pasó el susto.

Anuncios
Anuncios

Dependencia o necesidad

Recuerdo cuando hace muchos años, nuestro directorio telefónico y calendario no era más que nuestra propia cabeza, hoy en día no recordamos más que nuestra fecha de cumpleaños, y algunos ni su número de celular ni de casa, la fecha de cumpleaños de tus papás o amigos cercanos, toda esta información la tiene los teléfonos inteligentes y redes sociales.

Hace muchos años, nos reuníamos con mayor frecuencia y platicábamos con la familia y amigos, en un café, en un restaurante o bar, seguimos haciéndolo, sin embargo, cada vez se platica menos, pues la necesidad para regresar a ver dichos aparatos electrónicos, es tan grande que preferimos dejar de hablar de frente que a través de un equipo o un chat.

Beneficio o un mal

Los padres de familia tienen la necesidad de usarlos como niñeras para que sus hijos se entretengan con un vídeo, un videojuego en estos equipos inteligentes, mientras ellos pueden ver su serie favorita, o jugar o tener la última actualización en redes sociales y chats, mientras el niño se acostumbra a estar solo y crecer así.

Anuncios

Considero que en vez de darles una tableta o un teléfono celular a un hijo, para que te deje platicar bien en el café con tus amigas, o permitirte ver la serie favorita, podemos dedicarles tiempo de calidad, jugar o platicar con ellos, sin necesidad de la tecnología, utilizar los tiempos de comida o reuniones familiares, y disfrutar cada uno de esos momentos, no sabemos cuándo se irá uno.

Los equipos inteligentes llegaron para favorecernos y resolvernos muchas cosas, pero la vida y la familia sigue siendo nuestra, no de una máquina, disfrutar una buena charla familiar o un partido de dominó con los amigos, o unas deliciosas carnes asadas con los hijos, no debe ser tema de conversación de los demás a través de una red social, es un momento y recuerdo personal. #telefonocelular #NFL