Te encuentras sola, #Familia y amigos te cuestionan si para cuando el novio; por fin tienes un novio, te piden la boda, llega el matrimonio y no dejan atrás preguntar por los hijos, viene el primer hijo y los comentarios de si vendrán más, no tardan en llegar. Sin embargo, tener hijos o no, es decisión exclusivamente de la pareja, no de los papás, ni hermanos, mucho menos de los amigos.

La pareja decide cuando llegarán los hijos, pues ya se encuentran estables económicamente así como maduros para tener una responsabilidad muy grande, ya se encuentran dispuestos para educar, criar, transmitir conocimientos y valores. Cuántos hijos deben tener, es algo que ellos deben resolver.

Anuncios
Anuncios

No se deben tener hijos para darle con quien jugar al hijo mayor o para que se entretenga. Existen muchas razones por las cuales los miembros de la pareja toman esa decisión, puede ser su misma situación económica o por cuestiones de salud, o también o porque decidieron darle calidad de vida a su hijo.

Según Monsita Nazario, doctora en consejería profesional, cuando una pareja planifica un embarazo tiene que existir un diálogo abierto, donde se tomen en cuenta las opiniones y deseos de ambos.

“Ambos en la pareja deben querer tener ese bebé. De lo contrario será imposible lograr la conexión y el trabajo en equipo que es indispensable para hacer los cambios necesarios y estar fuertes para convertirse en papás sin olvidar la vida de pareja”, advirtió.

Decisión temprana

Este tema debe tratarse desde el noviazgo, ambos deben estar de acuerdo si desean hijos, cuántos y en qué momento, quizá los planes de alguno de los dos, simplemente son disfrutar a su pareja, desarrollarse profesionalmente, viajar y no quieren una responsabilidad como la que trae consigo un bebé.

Anuncios

Por lo tanto, para evitar un matrimonio roto por esta decisión, debe planificarse con mucho tiempo atrás. Platicando pueden evitar inconformidades, discusiones y rupturas en el matrimonio.

En ocasiones, alguna de las dos partes, tiene hijos de alguna relación anterior y ello puede influir para no querer más, éstos no se deben tener por complacencia, sino por amor, por convicción de igual forma, no se debe considerar traerlos al mundo para resolver un problema marital.

Compromiso de ambos

Un hijo es una responsabilidad de ambos, para toda la vida, no sólo es quedar bien con una sociedad o darle gusto a los abuelos, a los tíos y amigos quienes preguntaban cuándo se convertirían en padres. Es un compromiso de ambos, involucrarse siempre, en informarse y participar en los cursos de parto sin dolor, o tener toda la información de un nacimiento por cesárea, los futuros padres deben planificar los cuidados del bebé.

Con lo anterior la familia y amigos, deben respetar la decisión de los hijos que la pareja deseó tener, así como el momento en el que quieran tenerlos, no presionar pues esto puede llegar a una ruptura familiar o marital. #novios #·hijos