Juchitán, Oaxaca.- Son 37 años de "lucha" magisterial, en un proceso que primero rebasó al liderazgo que existía, como el dominio real de aquellos tiempos del movimiento de Vanguardia Revolucionaria encabezado por Carlos Jongitud Barrios. Vamos primero con los antecedentes. Fue en 1980 cuando a nivel nacional se consolida el inicio de la rebelión magisterial contra sus dirigentes, de acuerdo a las publicaciones realizadas por los propios mentores en la historia de su lucha, el 14 de enero de ese 1980 se realiza la primera reunión de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la #Educación y Organizaciones Democráticas del SNTE (CNTE).

Eran los tiempos en que se realizaría el VII congreso de la sección 22 y fue electo el último "líder charro", el 23 de enero, Fernando Maldonado Robles, como secretario general.

Anuncios
Anuncios

Los retrasos de pagos de diferentes maestros de Oaxaca dan motivo para exigencias y éstas se fueron radicalizando hasta que, el día primero de de Mayo, se realizó una marcha donde los mentores del estado se salieron del "script" y - por primera vez - dicen las crónicas, marchan con sus propias consignas, ante el estupor de sus dirigentes que pidieron ayuda policíaca para contenerlos. Finalmente, realizaron un mitin ante el edificio de la sección 22. Era el comienzo. Las consignas decían, "Este día no es de fiesta, es de lucha y de protestas".

El 2 de mayo de 1980, se inicia el paro general de 26 mil trabajadores magisteriales, convocado por su aún dirigencia electa, pero esa noche se forma la primera coordinadora de valles centrales que pretendía desconocer a esos lìderes oficialistas, lo que ocurrió el 8 de mayo.

Anuncios

Para el 10, maestros del Istmo y de otras regiones se unen al movimiento. Se funda la primera comisión ejecutiva de valles centrales. El 12, el todavía líder, Fernando Maldonado, ordena a todos levantar el paro de labores a partir de esa fecha, pero no ocurre tal.

El día 13 se forma la Comisión Ejecutiva de los Trabajadores de la Educación de Oaxaca, Ceteo. El 30 de mayo de 1980, la comisión es reconocida por el comité ejecutivo nacional del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación, Snte. El 12 de junio, por fin, el Snte decide reconocer a la Ceteo que se integraría por representantes de base y un presidente designado por el comité ejecutivo nacional. El 17 de junio, reinician labores con una prórroga al ciclo escolar. Dos años después, por fin se realizó el congreso y Pedro Martínez Noriega, que encabezaba la comisión ejecutiva, fue electo primer secretario general del llamado Movimiento Magisterial Democrático, para el período de 1982 a 1985.

Sin embargo, poco después, ante la aparición de prácticas de #Corrupción y antidemocracia, muchos maestros optaron por adoptar un desaire a las movilizaciones, lo que hizo que la dirigencia impusiera unas reglas de sanciones y supuestos premios, los llamados puntos sindicales, que se vieron más reforzados en 1992 cuando el gobernador Heladio Ramírez López entregó el para entonces recién formado Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, Ieepo, para ser manejado por el gremio sindical, incrementando el control de los líderes sobre los trabajadores educativos así como de los recursos financieros y económicos.

Anuncios

Comenzó la práctica de ventas de plazas en miles de pesos, que representaron jugosos dineros para los líderes, cosa que perdieron parcialmente el año pasado con el nuevo Ieepo y su manejo por parte del gobierno estatal y, aunque no se dice claramente, con ingerencia del gobierno federal.

Los bloqueos y paros prolongados, como los vividos el año pasado, son parte de la estrategia de los líderes para recuperar el control y después de un año, ahora reclaman nuevamente que el Instituto regrese a su control, para seguir haciendo de las suyas. Prohibido a los maestros, controlados por su dirigencia, decir "no" a los paros magisteriales y ausentarse en las marchas porque serán castigados, aunque, salvo lo ocurrido a mediados del año pasado, a pesar de esas amenazas, la mayoría de los mentores, una inmensa cantidad, no acuden a los llamados.

Oaxaca está en el último lugar en educación en el país, pero los líderes y muchos maestros aseguran que no son responsables, a pesar que cada uno de esos 37 años, los ciclos escolares no se han completado. #Manifestaciones