Desde hace mucho tiempo atrás, todo saben que el país ha sido gobernado en gran parte por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), sí, ese partido que muchos repudian, pero son capaces de volver a votar por el simple hecho de que los compran por unos cuantos pesos, una despensa o regalos, que seguro les durarán toda la vida.

Pero al partido le parece funcionar muy bien esta estrategia, ya que gracias a eso se ha hecho de un gran reinado; hace tiempo #México fue considerado como "la dictadura perfecta", y muchos recordaremos la película que hace alusión a este tema, pero ahora no me refiero a ello.

Vargas Llosa, en su intervención televisiva que propiciaba en el debate entre intelectuales patrocinado por Televisa en el año de 1990, afirmó que desde su punto de vista: "México es la dictadura perfecta".

Anuncios
Anuncios

El escritor basó su argumento en las características que comparte el sistema político de nuestro país con el de una dictadura; "la permanencia, no de un hombre, pero si de un partido. Y de un partido que es inamovible".

Josep Vallés en su libro, "La política como estructura", enumera en Monocracia y la Democracia, las características que debe tener una dictadura para ser considerada como tal. Según Vallés, la dictadura como tipo ideal o "perfecta" como diría Vargas Llosa, está definida por: la concentración de la capacidad política en pocas manos.

En México recayó el poder en un solo partido: el PRI de 1929 hasta el año 2000. -Acceso difícil, arbitrario y selectivo a los recursos

La matanza de Tlatelolco durante el mandato del presidente priista Gustavo Díaz Ordaz, así como los casos de Rosendo Radilla, Genaro Vázquez y Lucio Cabañas, son un claro ejemplo de opresión y represión a la libertad de expresión y derecho a la información que supuestamente propicia la constitución.

Anuncios

Y aquí hablamos de 1968, sin contar lo que la libertad es la sentencia de muerte de los periodista en la actualidad.

Decisiones políticas que se adoptan sistemáticamente a favor del mismo grupo y se apartan de las preferencias generales de los ciudadanos que deben cumplirlas.

La privatización de la banca en 1982 con López Portillo y la caída del sistema durante las #elecciones de 1988 con la imposición de Carlos Salinas de Gortari, son solo algunos ejemplos.

Bueno, el cuento siempre ha sido lo mismo y podríamos hacer un libro de toda la historia del PRI y la aparición de los nuevos partidos políticos, pero sería muy desgastante, estás hablando de la historia y estar dando datos y datos, lo importante es lo que haremos,¿seguiremos con el mismo sistema?, ¿cambiaremos nuestro voto?, ¿a caso hay un candidato que valga la pena?

Estamos a un año de las nuevas elecciones para presidente de la República, ¿usted ya pensó que es lo que quiere para su futuro? #AMLO