La vida se disuelve en la aceptación del trabajo. No es la época de la bonanza en la manutención de los artistas, en cambio hay un impulso organizacional para no perder las bases de los institutos y las iniciativas que se encarrilan para estimular el progreso.

A ver, la cultura como tal es algo inherente a cualquier grupo organizado, aquí hablaríamos de la cultura refinada que deriva de la educación y la saciedad de las otras necesidades respaldadas por la República.

Nos vamos disolviendo entre la visión de muchos individuos libres quienes destacan por realizar una labor inquietante que es poner en la balanza el arte, ante públicos que no necesariamente tienen ninguna necesidad cultural.

Anuncios
Anuncios

Pasamos así por Guadalajara pensando en los sistemas de transporte de allá. Con decir que no han llegado a la era de los trenes subterráneos. La perla tapatía de cualquier modo se ha desparramado generando uno de cinco puntos en México donde podría existir riesgo de colapso.

Es cierto que parpadeas y por un momento se siente en la Calzada de la Independencia, un aura cosmopolita, que relaciona a la ciudad con el extranjero que con sus raíces. Bueno, pues ni siquiera una capital como esta tiene punto de comparación con la CDMX, digamos por qué.

Primero por la cantidad de habitantes. Segundo por el progreso de las colonias que no ha sido tan parejo y en alguna proporción ve lo que sucede entre la Cuauhtémoc y Ecatepec. Allá sentimos lo mismo, pues aparte de edificios multi centenarios como el #Hospicio Cabañas; el resto del vecindario vuelve a la idea de las casas de un piso sin un estilo rebuscado.

Anuncios

Antes de empaparnos de la cultura nos perdimos el Mercado de Juárez. No hay en toda la nación otro igual harto de puestos que ofrecen todo tipo de productos populares. Algunos productos son locales, otros los traen de por ahí; por lo demás está pegado a la Plaza Jalisco que es una de las maravillas tapatías.

El corredor al que accedemos lleva hasta la Catedral y la parte densa de la identidad en el modo como influye en el bienestar la belleza generalizada. El Teatro Degollado, los Palacios del Gobierno; queda además todo sentado mediante una publicación gratuita que difunde aquello tras las apariencias.

Se expresa la necesidad de una cultura que conlleva una auditoría. Ellos no quieren llamarlo así, en sus textos expresan mas bien que la administración disponga de recursos para manifestar cuantitativamente cuáles propuestas fructifican, por qué y dónde.

En pocas ciudades se dan indicios de que se promueva el cine gay, por ejemplo; en cambio en Guadalajara se hizo una sección especial en su famoso festival, pues se sostiene una tendencia que valora y legisla en favor de los derechos que tienen los homosexuales letra por letra.

Anuncios

Nos parece destacable la consolidación de un movimiento verde apoyando a la diversificación de la movilidad. La era del tren de pasajeros va quedando en el olvido cuando se vuelve necesario para los urbanistas acercarnos desde una perspectiva mas humana: por medio de bicicletas.

Como en la CDMX en GDL también hay la ambición de que la gente se baje del coche y circule con sus familias por los antiguos pasos donde alguna vez estaban los durmientes. Esta versatilidad nos invita a conocer además, aquella tradición encaminada al reconocimiento de las creencias ambientales previas a la conquista.

En el Hospicio Cabañas hay mil actividades además de los trabajos preventivos del inmueble. Caben las colecciones patrimoniales de la SCHP, y también hay lugar para radicales como La Chapelle que no deja de confrontarnos con Barbies armadas de portentosos penes.

Loable por último una iniciativa particular de pintores que andan organizando un circuito de exhibición para sus trabajos en los distintos municipios de Jalisco. Nos da algo de envidia este espejismo de la gente bien por allá, y nos consta que a 10 cuadras del centro ya sería muy difícil plantearnos en el mismo terreno de apreciación estética. #turismo regional #Crónica de Jalisco