El reciente llamado de dos jugadores por parte del actual seleccionador nacional Juan Carlos Osorio, nos referimos a Guillermo #Ochoa y Javier Hernández, ha despertado dudas. Sus recientes actuaciones han dejado mucho qué desear en las ligas en la que participan.

Por una parte está Guillermo Ochoa [VIDEO]surgido del América, equipo cuyo dueño es el que ha controlado por muchos años a la Selección Azteca, él ha decidido cuántos y cuáles partidos moleros tiene obligación el #Tri ede jugar en los Estados Unidos. Este portero que ha sido considerado como el más goleado en la Liga española volvió a ser impuesto en la Selección para los siguientes torneos veraniegos.

Anuncios
Anuncios

El técnico colombiano no pudo decirle no al mandón para que Ochoa no fuera llamado, sino al contrario, salió a justificar su llamado como vil empleado el cual está sujeto a los berrinches del jefe.

Osorio justificó su llamado con el argumento de que fue el portero que más atajadas tuvo, esto, para este escribano, no es lo suficientemente fuerte para su llamado.

Digamos, que este portero está en el lugar que se merece un equipo chafa, porque él es chafa.

Ochoa fue parte de la humillación de los chilenos en la pasada Copa América Centenario. El seleccionador acepta que el llamado es discutible y estará sujeto a un análisis, no es necesario analizar lo evidente, muchos de los partidos que el Granada perdió durante la liga fueron por errores de Memo Ochoa y él es parte del fracaso del equipo que desgraciadamente descendió.

Anuncios

Por otra parte, Javier Hernández, desde sus inicios, ha sido una fabricación de Televisa y Tv Azteca, este futbolista que no ha sido campeón en México y se fue a la liga inglesa más por negocio que por calidad, sus actuaciones en Europa han dejado mucho qué desear.

Su incorporación al Real Madrid, fue un espejismo, solo recordemos que los merengues tenían una gira por Estados Unidos y eso les iba redituar en varios millones de verdes por la venta de camisetas, la calidad para sentar a las estrellas blancas era un hecho imposible de lograr.

Ya en Alemania, con el Bayer no ha sido un jugador importante que marque diferencia; su cuota de goles ha sido baja para la supuesta calidad, pasa de noche en momentos importantes dentro de las competencias como la Champions y no demuestra la calidad que tanto presumen sus frabricadores. Este futbolista también se sabe que es otra imposición de las televisoras, por la mercadotecnia y las ganancias, no por su calidad futbolística.

Su participación con la selección ha sido decepcionante, en los mundiales y en partidos decisivos se apaga o se la pasa alegando pues es uno de los principales organizadores y protagonistas de los desmadres en el tricolor.

Anuncios

Por más argumentos que quiera utilizar Osorio para justificar su llamado, todos se le caerán porque la verdad son jugadores, les guste o no, que están en el peor momento y las televisoras se encargarán de ocultarlo y lo venderán como el Dios azteca.

Por último, otros futbolistas que van por el mismo camino son Layún, el famoso Tecatito. Estos dos no pasan por su mejor momento al grado que han sido relegados a la banca y por palabras de el capitán Iker, Layún es de los agitadores que pretende romper el vestidor secundado por el tecatito, recordemos que Layún fue de los principales culpables del humillante 7-0 de los andinos. #Chicharito