Es de sobra ya conocida la obra de Juan Rulfo, especialmente por “Pedro Páramo”, donde el manejo del tiempo se da a modo de saltos cuánticos y jamás se detiene. Ese rompecabezas mental que no se termina y donde los personajes se presentan muertos, refleja una sociedad hambrienta de justicia y caída en manos de caciques apoderados de las tierras, que viven en la opulencia mientras el pueblo muere literalmente de hambre, refleja un escenario que, por desgracia, no ha mejorado hasta nuestros días.

Desde el punto de vista político y social, este texto de Juan Rulfo resulta sugerente y provocador porque no señala, sino más bien refleja la realidad de un #México cuya riqueza y poder - se concentra en manos de unos pocos - dedicados a explotar al pueblo que con su dinero tuercen la ley y compran personas para su beneficio.

Anuncios
Anuncios

La impunidad es otro aspecto que se hace presente en este escenario desértico y seco, corrompido por el poder de esa piedra del desierto llamada Pedro Páramo pues existen muertes violentas e injustas y la acumulación de riqueza a través del despojo. Se plantea también la miseria humana y el grado hasta el cual puede llegar a envilecerse un hombre con tal de complacerse sí mismo y satisfacer sus propios intereses.

Temas como el #machismo, la #violencia, el abuso del poder, el hambre, la #corrupción, no denuncian ni acusan, si no más bien, evidencian el pensamiento y la conducta de toda una sociedad y la indecencia de su época.

No solo exhibe la violencia estructural, sino también el mal trato hacia las mujeres y la violencia hacia ellas por medio del despecio que Pedro Páramo y su hijo Miguel les dan a las féminas, a través de la humillación, el menosprecio, los golpes y las violaciones.

Anuncios

En pocas palabras, refleja una sociedad dolorida, habitada por almas extraviadas y afligidas, representadas a través de constantes recuerdos, voces fantasmales y ánimas en pena transformadas en murmullos, una comunidad secuestrada por el dominio de unos cuantos.

Lo maravilloso de esta obra es que está escrita de tal forma, que orilla al lector a especular sobre lo que sucede realmente aunque no se nombre, claro ejemplo es que la palabra “cacique” no se menciona en la historia, pero el lector la deduce a partir de la descripción del proceder y modo de vida de Pedro Páramo. Es una narración provocativa que incita a la reflexión, al uso de la imaginación y al rescate de la memoria de forma fascinante, casi mágica.

Nos hace ver que la memoria es aquello que nos ayuda en la formación de nuestra identidad y que - a través de ella - entendemos quiénes somos y de dónde venimos, pero sobre todo, nos da el poder de hacer una proyección de lo que seremos o queremos ser para que no nos pase lo que a Juan Preciado quien murió de miedo.

Anuncios

Pedro Páramo es una reflejo de la sociedad mexicana de la época revolucionaria, que hasta el día de hoy permanece intacto y al mismo tiempo es una invitación a cuestionarnos sobre la clase de país que somos y la clase de país queremos ser, porque por ahora, tal pareciera que somos un país que vive en guerra con sus mujeres, con sus estudiantes, con sus Periodistas y con sus raíces.

Eduquemos la memoria, remitámonos al tiempo y traigamos el pasado al presente, porque a través de la memoria es posible la recordar cualquier historia. #JuanRulfo #PedroPáramo