En #México, ser comunicador trae sus consecuencias y se debe pensar dos veces sobre qué y quién se quiere escribir. Además de mantener informada a la gente, la obtención y muestra de los datos, sirve para esclarecer acontecimientos de gran relevancia en cualquier país, sin embargo, en México se paga un precio por querer investigar y mostrar los hechos tal y cual sucedieron.

El investigar sobre narcotráfico, personas involucradas en él, los acontecimientos que marcan de manera violenta a la sociedad o principales representantes del crimen organizado traen consigo hechos que no sólo quedan en amenazas para aquellos que emiten sus notas, sino que también pueden ser víctimas de acusaciones en su contra, secuestro de familiares e incluso ejecuciones hacia quien emite la noticia como de sus allegados, nexos familiares o círculos de amigos.

Anuncios
Anuncios

Periodistas han sido asesinados en sus estados por revelar información “incómoda” para el #Gobierno o para aquellos que laboran en el mundo del narcotráfico. Algunos otros se ven en la necesidad de abandonar su profesión o buscar asilo político en otros estados de la República e inclusive en otros países. Aquellos que tienen la fortuna de seguir en el medio escribiendo y revelando información, son amenazados de muerte en las redes sociales.

Recientemente en columnista Genaro Lozano publicó, en el diario Reforma, lo que le sucedió por ejercer su profesión como Periodista. En su escrito, narra que fue víctima de un supuesto “robo” en su casa. ¿Por qué “robo”? describe como encontró su hogar después de no encontrarse en él.

Hicieron un desorden en su casa que estuvo desocupada por seis horas y sólo se llevaron un reloj.

Anuncios

También narra que sacaron una identificación de su pareja de su portafolio y la colocaron en el de él. Se cuestiona si las personas que hicieron esto están molestas por haber escrito sobre Margarita Zavala, o por las veces que escribió sobre el ex-presidente de México, Felipe Calderón.

Expuso su caso en redes sociales y recibió todo tipo de comentarios, desde aquellos que lo arroparon brindándole su apoyo y también de los que lo amenazan de muerte y mensajes homofóbicos. ¿Qué debemos hacer para que en México se respete la libertad de expresión?.

Aquí entramos en una controversia de ¿Qué será del Periodismo, de La Libertad de Expresión que carecemos los mexicanos? ¿Alguna vez seremos libres de exponer con total libertad información sobre el Gobierno o el Crimen Organizado?