En este Cancún hay tanto que hacer y - lamentablemente - ese es el pretexto del Gobierno actual y pasados para solicitar y justificar grandes gastos, que al final del día, puede que no se apliquen en un 100%, quedando varios miles de pesos perdidos en el camino gracias a la corrupción que aún impera en distintos departamentos gubernamentales.

Sin embargo, no se requieren grandes presupuestos para hacer avances significativos en esta ciudad, sobre todo con la cantidad de tecnologías que tenemos hoy en día a nuestra disposición; para aquellos que conocen esta ciudad, habitantes y visitantes incluidos.

Uno de los grandes problemas que han existido, sobre todo en las periferias de la ciudad y en algunas regiones olvidadas por no encontrarse en los puntos de tránsito de los turistas, es la falta de áreas donde el peatón pueda estar a salvo de los automóviles que circulan por las arterias viales de Cancún.

Anuncios
Anuncios

Si bien en algunos puntos existen banquetas, estas no pueden ser utilizadas por estas invadidas por maleza, justificando el gobierno, actual y pasados, que al existir en Cancún poco más de 200 parques, las cuadrillas de chapeo sólo pueden limpiar estas zonas verdes una vez al año prácticamente. Además de no contar con el personal suficiente para patrullar la ciudad y detectar estos puntos, justificando que al mismo tiempo, la ciudadanía no actúa reportando dichos problemas. Hoy en día, los drones se han convertido en una herramienta bastante útil para darnos una perspectiva diferente, por qué no utilizarlos para que sean estos los que en cuestión de segundos nos den una perspectiva general de toda una manzana, o incluso de toda una región.

Tan sólo con esta acción podríamos detectar al momento los diversos problemas viales que puede presentar una zona, como la falta de guarniciones o embotellamientos viales causados por una falla en las señalizaciones, o bien, observar donde hacen falta topes, semáforos o pasos peatonales.

Anuncios

Incluso por qué no utilizarlos para vuelos nocturnos, y en materia de seguridad detectar zonas faltas de iluminación o que por su constitución o construcciones abandonadas o lotes baldios, puedan ser una ventana de oportunidad para los malhechores, y de esta forma, realmente llevar a cabo acciones preventivas que vayan mejorando la zona y aumentando el nivel de seguridad para la tranquilidad de sus habitantes. No hacen falta grandes presupuestos, sólo voluntad para tomar acción y mejorar la calidad de vida de los habitantes de Cancún. #cancun #opinión #presidente