Todas y todos escuchamos sobre el caso de #Lesby, esta chica que fue asesinada y que lo que la autoridades tuvieron que decir es que, no estudiaba, le gustaba emborracharse y salir con su novio. Recuerdo también el terrible caso del accidente del BMW en el Paseo de la Reforma, en donde lo más sonado fue que Karla Saldaña, una de las chicas que chocó, había tomado bebidas alcohólicas, había decidido salir de casa a altas horas de noche, tuvo la insensatez se subirse al auto de hombre justo un par de días antes de casarse.

Y día tras día escucho casos en las noticias de mujeres robadas, violadas, ultrajadas y abusadas; y lo primero que viene a mi mente es ¿porqué nos pasan estas cosas a las mujeres? Y me lleno de temor, no sólo por nuestro género o por mi, sino porque tengo dos hijas, a las cuales amo desde lo más profundo de mi corazón y me imagino a la madre de #Lesby, a la madre de Karla, a la madre de miles de mujeres asesinadas en el Estado de México, en ciudad Juárez y en todo el país, y me imagino el terrible dolor que debe estar presente cada día.

Anuncios
Anuncios

#SiMeMatan será por ser mujer.

Con el caso de #Lesby, surgió este hashtag #SiMeMatan, en el que miles de mujeres se unieron en una denuncia en redes sociales, recriminando todo por lo que han sido juzgadas, empezando por su condición de mujer, por su autonomía, por romper estereotipos, por no querer tener hijos, por vivir en unión libre, por tener relaciones sexuales antes del matrimonio, por tener libre pensamiento, por decir que no, por tomar cerveza, por salir de noche, por andar con un hombre mayor, por andar con un hombre menor, por vestirse bien, por salir a correr, por salir de noche, por no pedir permiso, por simplemente ser mujer.

#SiMeMatan será por buscar detener la misoginia y el machismo en México

Todas las mujeres tenemos que luchar por detener esta difícil situación en nuestro país.

Anuncios

No tenemos que salir a las calles necesariamente, empecemos por hacer cambios en casa: exigir respeto y equidad con nuestros esposos, hermanos, padres y madres, jefes y compañeros. Respetemos y dejemos de criticar a otras mujeres. Enseñemos a nuestras hijas a ser libres e independientes. Eduquemos a nuestros hijos, para que participen de la vida familiar y social en actividades que hasta ahora, han sido delegadas sólo a las mujeres, alcemos la voz. ¡Luchemos hoy para que nuestras hijas y las próximas generaciones de niñas, no vivan lo que mucho de nosotras vivimos hoy! #Feminismo #Derechos Humanos