Al respecto de la proporción en cada país del mundo, México ocupa sólo una cuarta parte de lo que en su momento representaban las colonias españolas. Desde entonces se han fundado pocas ciudades y no se ha descubierto más tierra al borde del horizonte.

La condición humana nos impide conocer de cualquier modo el 99% del mapa. El Siglo XXI te pone el mundo en la mano al instante, pero nos aterriza en la imposibilidad de recordar aveces ni siquiera los nombres de nuestra propia región.

Es difícil conocer nuestra tierra; mas podemos basarnos en algunos filtros importantes como las dimensiones de sus ciudades capitales; lo mismo que en teoría podríamos hacer en cada país de la aldea global.

Anuncios
Anuncios

Nos concentramos en la Ciudad de México por ser indiscutiblemente la metrópolis de referencia, mas Guadalajara y Monterrey compiten con poblaciones equiparables al Valle de México.

Las referencias que buscamos para determinar el arte contemporáneo nos llevan a la capital de lo que durante el Virreinato se conocía como Nuevo León: Monterrey, entidad de millones quienes han sacado al semi desierto un modo para vivir.

Asumimos el reto de participar en la transformación de estas urbes para saciar la inminente paridad cultural que demanda la integridad republicana. En el noreste testimoniamos el nudo de la post modernidad, gozosos de transitar hacia el diseño de una nueva generación de soluciones.

En su momento tendremos datos para situarnos en un contexto internacional, por ello valga recomendar al curioso, una visita a la perla del oriente a consciencia de que nunca se trató de una ciudad turística hasta ahora, y ello implica aceptar que las respuestas de sus talentosos desarrolladores simulan un telón ante el evidente exceso.

Anuncios

No preguntamos mucho a efecto de una villa que no se termina hasta el aeropuerto y señala en horas pico, un tránsito pesado que va saturando el ambiente de infernal temperatura. Notamos así mismo en sus jardines y plazas un vacío que nos aparta del bullicio motorizado y nos deposita ante el recreo cultural.

Las necesidades actuales conllevan un cambio en la convivencia con el medio ambiente, por ello no extraña que la importante actividad mercantil vaya descansando en la explotación de los recursos patrimoniales que sirven de base para museos y canales artificiales.

En estas regiones no destaca la agricultura a gran escala. Hay agua en ciertos oasis, más en la distancia, como fue desde el Siglo XVI, aridoamérica no se antoja para la vida humana. Somos ignorantes aparentemente de administrarnos de tal forma que las planicies o las rocas sean más amigables.

Serviría mucho a la economía invertir un tiempo para reconocer las maravillas dispuestas en Monterrey. De seguir con ejemplares proyectos como el del Paseo Santa Lucía, se dejará lugar a una sociedad más peatonal, cuya vida gire en el contexto de las artes y el deporte como recurso existencial para aguantar calores insospechados por encima de los 40 grados.

La visita comienza con el Palacio de Gobierno, con su museo de sitio; mas queremos llevarle más lejos por donde está el Museo de Arte Contemporáneo. Cruzamos en el camino otros museos como el de Historia y el que se centra en la identidad del Noreste mexicano.

Anuncios

Abajito en el embarcadero está el Museo del Dulce y si todo esto no le revela otra tipo de país, súbase a una de las lanchas que todos los días del año, mediante un canal artificial, conecta a modo de parque de diversiones, con el Parque Fundidora: un titán comparable sólo con Chapultepec.

Sentimos que hay poca gente aún, más al caer la noche, aumenta considerablemente la cantidad de ciudadanos haciendo deportes, patinando y haciendo la bici. Con cuidado usted puede continuar con la atracción de los dinosaurios, seguir con los pericos, o bien darse el lujo de comer en el restaurante en el mirador del horno 3.

Así mismo hay varios espacios de exhibición para la pintura y el arte contemporáneo, para la fotografía; se cuenta con una cineteca, miles de fuentes, bancas y una iluminación que deja un margen a los vecinos de asociarse en franca comunidad. #crónica de monterrey