La libertad de expresión en #México se ha convertido en solo un discurso político.

Fue Benito Juárez quién decretó –entre todas las reformas que realizó- la Ley sobre Libertad de Imprenta, en donde en 43 artículos minuciosamente elaborados, garantiza y protege la libertad de expresión.

En el año 1951, el entonces presidente de México Miguel Alemán, instaura el día 7 de junio como el #DíadelaLibertaddeExpresión en México.

En la actualidad las cosas son muy distintas.

Podemos decir con total certeza que la libertad de expresión en México es inexistente e invisible cual fantasma de alma en pena.

A lo largo de la historia de México, la libertad de prensa o de expresión siempre ha sido perseguida y mutilada.

Anuncios
Anuncios

Desde la revolución y con el correr de los años, quienes deciden expresar su inconformidad o desean demostrar la verdad, han sido perseguidos y desaparecidos.

La libertad de expresión fue callada a balazos en ríos de sangre contra los jóvenes estudiantes que repudiaban al gobierno del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz, en aquella trágica tarde de Tlatelolco en 1968.

El premio por esa matanza para Luis Echeverría, fue la presidencia de la república.

De igual forma durante los gobiernos posteriores, la prensa siempre ha sido perseguida y violentada a tal grado que ahora hasta los ex-gobernadores como Duarte en Veracruz, llevan una lista de periodistas desaparecidos que son muestra del riesgo que conlleva el quehacer periodístico.

Hoy en día la situación es más crítica que nunca, el ser periodista, reportero o columnista en México es sinónimo de poner en riesgo tu vida.

Anuncios

Más aún aquellos que investigan y buscan desentrañar la madeja de la corrupción, relaciones gobierno-narco, secuestros, robo al erario y violaciones a los derechos humanos, son vil y cobardemente asesinados aún enfrente de sus esposas e hijos sin respeto ni piedad.

El ##DíadelaLibertaddeExpresión, es un día como cualquier otro.

No hay nada que festejar cuando su base u origen está perdido en un discurso político falso.

Nuestro gobierno promete defender a los periodistas y lo simula mediante una simple hoja de papel, que tan solo demuestra la falsedad de una promesa que nunca se llevará a cabo.

En México decir la verdad es sinónimo de muerte.

Sin embargo en este negro panorama, también existen periodistas que “simulan” decir la verdad, ofenden y critican sabiendo que cuentan con el apoyo oficial y que son bien compensados económicamente por ello.

Todos los que de alguna forma tenemos la posibilidad de escribir en algún medio y buscamos decir la verdad para generar el cambio que tanto le urge a nuestro país, nos hemos visto obligados a flagelar nuestro punto de vista, ante la falta de seguridad que conlleva esta profesión.

Anuncios

Pero la libertad de expresión no solo se limita al verdadero trabajo periodístico, la sociedad misma está inmersa en un medio en el cual es preferible callar ya sea por miedo o por interés, antes que perder la vida.

Un país en donde su pueblo es limitado a expresar sus opiniones, es un país inculto, pobre y destinado a la muerte de su libertad.

Nunca olvidemos que hubo hombres y mujeres que lucharon por darnos un México libre.

Perder la posibilidad de criticar objetivamente y con hechos, impide dar a conocer la verdad.

La libertad de expresión también conlleva respeto y nos obliga a no ofender, lastimar ni difamar a las personas, respetando su vida privada, gustos y costumbres.

El #DíadelaLibertaddeExpresión en México, es una fecha que no podemos celebrar.

Esta libertad ha sido acosada, perseguida, amenazada, ultrajada, callada, violentada, violada y asesinada. ¿Eso se celebra? #LibertadDeExpresión